Publicado 22/12/2020 10:00CET

Anefhop identifica 72 plantas de hormigón con la nueva certificación para seguir operando a partir de 2021

Una hormigonera trabaja en una empresa de hormigón del Polígono Industrial Prado Overa
Una hormigonera trabaja en una empresa de hormigón del Polígono Industrial Prado Overa - Jesús Hellín - Europa Press - Archivo

MADRID, 22 Dic. (EUROPA PRESS) -

Un total de 72 plantas de hormigón preparado han obtenido la certificación que exige la ley para poder continuar con su actividad a partir del 1 de abril de 2021, a las que se suman otras 294 que ya están en proceso de conseguirlo, según los datos de la Asociación Nacional Española de Fabricantes de Hormigón Preparado (Anefhop).

La patronal recuerda a las empresas del sector que aún no hayan empezado el proceso que apenas quedan tres meses para que expire el plazo que contempla la Instrucción Técnica de Control de Producción, y que su carácter obligatorio "no deja más opción a los fabricantes de hormigón que apostar por su cumplimiento".

El director general de Anefhop, Carlos Peraita, considera que las empresas han de asumir la obligatoriedad del real decreto que establece esta obligatoriedad "desde el lado positivo y como una ventaja para el sector".

En este sentido, señala que la instrucción "es una oportunidad como no ha habido otra en los tiempos recientes como palanca transformadora de la situación actual" y que apoyar su cumplimiento "significa apostar por un cambio radical en el sector, eliminando una parte importante de la competencia desleal y, por tanto, dignificando la industria".

APORTACIONES Y BENEFICIOS

Pese a que, como cualquier normativa, la instrucción técnica suponga "ciertas ataduras y exigencias" a las que las empresas han de someterse, la patronal considera que es "una herramienta fundamental para elevar el nivel de exigencia del sector de una manera generalizada".

"Desde la perspectiva de los clientes, el real decreto mejorará la imagen que estos tienen del sector, puesto que van a percibirlo como una garantía de calidad y de cantidad en las empresas que están certificadas", añade.

Además, resalta que permitirá a las plantas de hormigón competir en igualdad de condiciones, a la vez que la mejora de los mercados deberá impactar en una mayor inversión en las plantas para hacerlas más sostenibles y aproximará al sector español el modelo de otros países europeos.