18 de febrero de 2020
 

Economía/Empresas.- Bañuelos cierra la fusión de sus tres inmobiliarias brasileñas en Agre, valorada en 1.200 millones

Actualizado 11/02/2010 17:34:42 CET

MADRID, 11 Feb. (EUROPA PRESS) -

Las tres inmobiliarias brasileñas participadas por el empresario Enrique Bañuelos han cerrado su fusión en el nuevo grupo Agre que presenta un valor de casi 3.000 millones de reales brasileños (unos 1.200 millones de euros), según un informe de mercado.

Este valor neto de liquidación de la nueva compañía es así un 30% superior respecto al de la capitalización en bolsa, donde mañana viernes comenzará a cotizar con el nuevo 'tickers' de la empresa fusionada (AGEI3).

El ex fundador de la extinta Astroc controla alrededor del 25% del capital de la nueva Agre Empreendimentos Inmobiliarios a través de la firma Veremonte. Esta sociedad instrumental estaba también en los accionariados de las tres compañías que se han integrado (Abyara, Agra y Klabin) en el grupo a través de un canje de acciones.

Según el informe de Barclays Capital, la nueva firma inmobiliaria prevé lanzar proyectos y promociones en 2010 valoradas en 2.500 millones de reales brasileños (unos 1.000 millones de euros), lo que, en su opinión, contribuirá a elevar la capitalización del grupo. Por ello, la firma de bolsa fija en 15 reales brasileños (unos 5,88 euros) el precio de las nuevas acciones de la firma fusionada.

En opinión de Barclays, "el tamaño de la nueva empresa y su mayor liquidez la colocará en el mercado y atraerá la atención de los analistas en los próximos meses". En cualquier caso, estima que su actual descuento en bolsa "no está justificado ni por razones de riesgos, ni de liquidez, perspectivas y rentabilidad".

Cuando anunciaron su fusión en septiembre del pasado año, las tres firmas afirmaron crear la tercera empresa brasileña del sector. Según las cifras anunciadas entonces, el nuevo grupo nace con un patrimonio de unos 1.500 millones de reales brasileños (unos 588 millones de euros), una capitalización de 2.300 millones de reales (unos 900 millones de euros) y una cartera de suelos valorada en unos 19.000 millones de reales (unos 7.500 millones de euros).

En un comunicado conjunto, las tres firmas destacaron también que la integración redundaría en una mayor eficiencia, fruto de las sinergias y ahorros de costes que proporcionará la operación, y una importante diversificación de negocio y geográfica, dado que tendrá presencia en todas las regiones de Brasil.