Economía/Empresas.- Fomento comienza las pruebas del sistema de señalización ferroviaria ERTMS en el AVE Madrid-Valencia

Actualizado 15/03/2007 14:26:18 CET

VALENCIA, 15 Mar. (EUROPA PRESS) - El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif), ente público dependientes del Ministerio de Fomento, ha iniciado las pruebas de un nuevo sistema de gestión de la circulación ferroviaria denominado ERTMS en la línea ferroviaria de Alta Velocidad (AVE) Madrid-Valencia.

En concreto, el tramo en el que se están realizando las mencionadas pruebas es el comprendido entre las estaciones de Albacete y la Encina.

El ERTMS (European Traffic Management System, o Sistema de Europeo de Gestión del Tráfico) es un sistema de mando y control de trenes adoptado por la Unión Europea para equipar todas las nuevas líneas que se construyan en los países que la componen, con el fin de sustituir a otras tecnologías de líneas convencionales.

El objetivo es que en un futuro la señalización y las comunicaciones entre vía y equipos de a bordo sea compatible en toda Europa y se posibilite la interoperabilidad de las circulaciones ferroviarias entre los diversos Estados de la Unión Europea.

Una vez que el sistema ERTMS se implante comercialmente, será compatible con el ATP, que en la actualidad está instalado en el Corredor Mediterráneo, concretamente en la línea que une La Encina-Valencia -Barcelona. ERMTS y ATP cumplen funciones similares, con la diferencia de que todos los elementos del nuevo sistema, como los métodos de codificación de la información, están normalizados a nivel de la Comunidad Europea.

El ERTMS se basa en un sofisticado sistema de software y hardware que debe ir modificándose a medida que avanzan las pruebas que se realizan, y de las que se deducen necesidades de mejora que la propia tecnología del sistema va corrigiendo.

La posibilidad de optar por diferentes niveles de aplicación de ERTMS hace que éste sea concebido como un sistema de señalización a la carta. Actualmente en España se está desarrollando el Nivel 1 de ERTMS: Los trenes disponen de supervisión continua de la velocidad a través de la transmisión puntual proporcionada por las eurobalizas.

El funcionamiento del sistema en su Nivel 1 se sustenta básicamente en los enclavamientos, aportando información sobre el estado de las agujas, señales e itinerarios.

Una vez pasa la máquina, la antena instalada en los bajos de la locomotora activa por radiofrecuencia las eurobalizas, que reenvían la información codificada a través de un módulo de transmisión. De aquí la información se transmite al ordenador de a bordo, que la procesa para su presentación al maquinista a través del panel de control.

La transmisión al ordenador de a bordo es uno de los aspectos más atractivos en cuanto a la interoperabilidad del ERTMS, pues en la pantalla se representan los mandos de control con la información más importante, velocidad y curva de frenado, botones, iconos y sonidos asociados a cada uno de los sistemas. Con ello se consigue un gran ahorro de costes, puesto que los equipos a bordo serán similares y compatibles en todos los países, difiriendo solo en los módulos STM encargados de traducir la información de los sistemas de señalización nacionales al lenguaje ERTMS.