El PP critica el decreto del Gobierno sobre el mercado del alquiler y ve una "podemización" del PSOE

Sesión de control al Gobierno en el Congreso
Eduardo Parra - Europa Press - Archivo
Publicado 14/12/2018 14:55:07CET

MADRID, 14 Dic. (EUROPA PRESS) -

El PP cree que el Gobierno "podemiza" su política de vivienda al intervenir en el mercado del alquiler con el decreto ley de medidas aprobadas en el Consejo de Ministros este viernes, que considera "un parche, no una solución".

"No compartimos el intervencionismo en ninguna cuestión, y tampoco en materia de vivienda", ha criticado la diputada 'popular' Belén Hoyo, en una rueda de prensa celebrada este viernes en el Congreso, en la que ha limitado, hasta ahora, las políticas de vivienda del Gobierno en continuar con el Plan Estatal 2018-2021 impulsado por el exministro Íñigo de la Serna y "podemizar sus políticas", recordando el apoyo a la ley de Unidos Podemos propuesta por la PAH.

Una iniciativa tramitada en la Cámara Baja el pasado mes de septiembre al superar su primera votación en el Pleno con los votos del PSOE que, a juicio de Hoyo, "apoya el movimiento 'okupa', legaliza la ocupación de vivienda y atenta también a la propiedad privada".

"ES UN PARCHE, NO UNA SOLUCIÓN"

Hoyo ha reconocido en su comparecencia ante los medios que "existe un problema" de vivienda en España, pero cree que "el decreto ley es un parche, no una solución", pues ve necesario "hacer una política a medio y largo plazo", una "estrategia completa y de verdad". "No se soluciona el problema de vivienda con un parche y atacando a la propiedad privada", ha espetado.

La reacción del PP se produce tras la aprobación este viernes por el Consejo de Ministros de un decreto ley con medidas dirigidas a combatir la escalada de los precios en el alquiler y las dificultades de acceso a la vivienda, con la ampliación de la prórroga obligatoria de los contratos desde los 3 a los 5 años --7 si el arrendador es persona jurídica--, limita a dos mensualidades la fianza exigida y establece que sea el arrendador el que se haga cargo de los gastos de gestión inmobiliaria si es una empresa.

Asimismo, este arrendador será el que asuma los gastos de formalización del contrato y no podrá repercutir el IBI al inquilino en el alquiler social. Sin embargo, no prevé introducir medidas para intervenir los precios del mercado, tal y como había acordado con Unidos Podemos en su acuerdo presupuestario.