Actualizado 03/04/2007 22:03 CET

Economía/Empresas.- El ministro de Transportes italiano critica la huelga en plena privatización de Alitalia

ROMA, 3 Abr. (de la corresponsal de EUROPA PRESS, G. Moreno) -

El ministro de Transportes italiano, Alessandro Bianchi, criticó hoy la decisión de los sindicatos de convocar una huelga de trabajadores de la aerolínea Alitalia el próximo 18 de abril, dada la "delicada" situación en que se encuentra la empresa, que está en pleno proceso de privatización.

"No me parece el momento de hacer demasiadas huelgas", manifestó Bianchi, ya que la compañía aérea de bandera italiana se encuentra en una fase "poco adecuada" para las "discusiones" y en la que tanto su consejo de administración como su presidente se encuentran ante la tarea de "dejar las cosas a punto sin traumas", agregó.

En este sentido, aseguró no entender porqué "hay que plantear en este momento de manera drástica ciertos problemas". No obstante, tendió la mano a los sindicatos, ofreciéndoles "la plena disponibilidad para hablar de sus problemas y ver juntos el modo de afrontarlos".

Los sindicatos decidieron ayer convocar una huelga de 48 horas en dos fases separadas, la primera de las cuales -que durará 24 horas-- se desarrollará el próximo 18 de abril, mientras que la fecha de la segunda todavía está por decidir.

Entre otras cosas, los trabajadores piden que se solucionen lo antes posible ciertos problemas contractuales, justo en el momento en que el Gobierno y la comunidad empresarial están negociando la privatización de la empresa.

Precisamente ayer, la compañía aérea rusa Aeroflot se unió al grupo financiero italiano Unicredit, al tiempo que Mediobanca hizo lo mismo con MatlinPatterson Global Adviser y TPG Parners, con el objetivo de hacerse con parte del capital de Alitalia que pondrá a la venta el Gobierno del país transalpino. A este respecto, Bianchi no ocultó su "sorpresa", especialmente ante el interés de la rusa Aeroflot en la carrera por Alitalia.