26 de febrero de 2020
 
Actualizado 29/01/2007 20:11:02 CET

Economía/Legal.- Anticorrupción solicita la declaración como imputado en el caso Sintel de Juan Villalonga

MADRID, 29 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía Anticorrupción ha remitido un escrito a la Audiencia Nacional para solicitar la declaración como imputado en el caso Sintel del ex presidente de Telefónica Juan Villalonga y nueve personas de su entorno. La Fiscalía considera que todos ellos participaron "conscientemente" en el proceso de venta de Sintel por parte de Telefónica en 1996 que desembocó en una declaración de quiebra en 2000.

El fiscal del caso detalló en su escrito remitido al Juzgado de Instrucción número 1 que "todos ellos se encontraban en una situación de responsabilidad que les permitía conocer la relevancia o transcendencia que sus conductas iban a tener en el patrimonio de Sintel y, por consiguiente, en el de los diferentes acreedores, singularmente en sus trabajadores".

Además de Villalonga, el juez podría llamar a declarar al ex secretario general de Telefónica, José María Más Millet y a ocho personas más que formaban parte del consejo de administración de Sintel, así como a los responsable de la empresa compradora Mas Tec International, propiedad de la conocida familia de exiliados cubanos Más Canosa, según adelantó hoy El País.

Con estas nuevas imputaciones, los acusados en el caso Sintel ascienden a 19. La Audiencia Nacional ya llamó a declarar al precesor de Villalonga en el cargo, Cándido Velázquez, y a su secretario general del Consejo de Administración, Heliodoro Alcaraz, que dirigían la empresa cuando se materializó la compra. Ambos declararon ante el juez que desconocían los detallen de la operación.

En el escrito el fiscal reconoce "cuatro hechos de especial relevancia" como agravantes y causantes de la declaración de insolvencia. El primero de ellos fue la venta en abril de 1996 de Sintel por su propietaria Telefónica a la empresa MasTec, que para ello creó la sociedad MasTec Internacional.

La operación contaba con un contrato de reconocimiento de deuda entre Telefónica y MasTec firmado en 1998 que establecía como aval a la propia Sintel. En tercer lugar, existe otro contrato por el que la empresa MasTec Internacional realiza la transmisión de la venta del 87% de las acciones a cinco sociedades, cuatro de ellas domiciliadas en las Islas Vírgenes bajo el nombre de otros imputados en el caso.

Por último, el fiscal establece que las filiales de Sintel situadas en Argentina, Perú, Venezuela, México, Chile y Brasil también fueron transmitidas a las cuentas citadas, y destaca que el informe que se elabore sobre ellas puede sacar a la luz a "nuevos imputados".

El Juzgado Central de Instrucción número 1 investiga desde julio de 2001 una querella presentada por la Fiscalía Anticorrupción por un delito de insolvencia punible que habría producido durante la descapitalización de Sintel.

El escrito del fiscal llega justo cinco años después de la presentación por parte de los afectados de la primera querella contra Villalonga y su consejo, así como el día en el que se cumplen seis años de la instalación del 'campamento de la esperanza' en el Paseo de la Castellana de Madrid.