Actualizado 23/03/2007 20:35 CET

Economía/Legal.- Cada comunidad autónoma contará con un fiscal para luchar contra el fraude del IVA en la UE

MADRID, 23 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Junta de Fiscales de Sala del Ministerio Fiscal aprobó hoy las nuevas normas de instrucción sobre la persecución de los fraudes sobre el IVA cometidos por grupos organizados entre países de la Unión Europea. En concreto, se aprobaron siete normas entre las que destaca el nombramiento de un fiscal destinado a investigar estos delitos en cada comunidad autónoma.

La aparición de numerosos grupos organizados que trabajan bajo el objetivo de atacar el sistema tributario ha obligado al Ministerio Fiscal a adoptar esta nueva normativa contra unas operaciones que durante 2006 alcanzaron, en la Unión Europea, un fraude de 60.000 millones de euros.

De este modo, las Fiscalías territoriales, tanto las que posean una Sección de Delitos Económicos como las que no, deberán asignar un fiscal que asuma las diligencias de investigación y los procedimientos judiciales relativos a las defraudaciones organizadas del IVA.

Estos fiscales designados deberán tramitar las denuncias que se presenten al respecto, normalmente procedentes de la administración tributaria, y valorar el inicio de una investigación fiscal, así como la utilización de técnicas de investigación y el establecimiento de medidas cautelares que aseguren el ejercicio de las actuaciones penal y civil.

La nueva normativa establece la figura de un encargado de mantener la fluidez de comunicación entre el fiscal y la administración tributaria. En caso de que las investigaciones den indicios de delito, el fiscal formulará la correspondiente denuncia o querella ante el juez competente.

REFUERZO DE COORDINACIÓN

La nueva normativa refuerza los mecanismos de coordinación entre las Fiscalías territoriales, las Fiscalías de los Tribunales Superiores de Justicia y de las Audiencias Provinciales.

Los Fiscales territoriales estarán obligados a comunicar a la Fiscalía Especial los datos de identidad de todas las personas investigadas. Asimismo, desde las instancias superiores se informará a los investigadores en las autonomías de la implicación de estas personas en otras tramas de fraude o en otros aspectos de la misma trama.

Por otro lado, todas las Fiscalías implicadas en la investigación de las tramas de defraudación coordinarán sus actuaciones para crear una consideración global de la misma. La Fiscalía Especial transmitirá a las Fiscalías citadas los datos que obren en su poder o que le sean suministrados por la Oficina Nacional de Inspección del Fraude (ONIF), en especial la información patrimonial de los investigados.

La Fiscalía General del Estado incluirá programas de formación continuada para los Fiscales que integren la Sección de Delitos Económicos de las respectivas Fiscalías.

Este delito se lleva a cabo mediante la utilización de sociedades mercantiles que aparentan cumplir una función en el proceso económico de producción y comercialización de bienes, pero cuya actividad, en realidad, se dirige a lograr que quien ha realizado una adquisición intracomunitaria evada el pago del tributo correspondiente, o a que consiga una devolución indebida.

Esta doble finalidad genera distintas modalidades delictivas clasificadas por el Ministerio Fiscal en: 'Fraude básico', cuando una empresa simula la compra de un producto procedente de otro país europeo a través de otra empresa creada al efecto, 'fraude carrusel', cuando en el procedimiento anterior se interponen varias sociedades domiciliadas en distintos países y el 'carrusel documental', donde la circulación -entrega y transporte- de mercancías entre países se simula a través de la confección de documentos que pretenden representar un comercio auténtico.