Publicado 25/01/2016 18:22CET

Arias Cañete anima a España a usar el Plan Juncker para proyectos de eficiencia energética

Fernanco Seco, Miguel Arias Cañete, Antonio Sanz y Juan Espadas.
EUROPA PRESS

SEVILLA, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

El comisario europeo de Acción por el Clima y Energía, Miguel Arias Cañete, ha animado este lunes a España a utilizar los fondos del Plan Juncker de cara a los proyectos de eficiencia energética, que deberían, a su juicio, presentarse agregados "como ha hecho Francia".

En un conferencia en la Fundación Cajasol sobre 'La innovación energética a la luz de la futuras políticas europeas', Cañete ha advertido de que España está "infrautilizando" este plan, cuando tiene en materia de eficiencia energética "enormes posibilidades".

Según ha detallado, el Banco Central Europeo (BCE) es gestor de estos fondos y le resulta "más fácil" financiar "grandes proyectos" de eficiencia energética, pero estos suelen sen "pequeños", por lo que ha instado a agregarlos, siguiendo el ejemplo francés.

Cañete ha hecho hincapié en la importancia de trabajar en este punto, sobre todo en electrodomésticos y edificios, ya que el 80 por ciento de estos en la Unión Europea son ineficientes y además es "donde más se incumple la normativa". También ha señalado la necesidad de diseñar un mercado eléctrico que mire a las renovables.

"El cambio hacia la energía limpia es imparable. Las energías fósiles van a convivir con nosotros durante mucho tiempo pero el proceso de sustitución de energías fósiles por renovables es imparable", ha subrayado Cañete.

Según ha apuntado, el numero mercado eléctrico debe favorecer la movilización de inversiones, dar más espacio a los consumidores y otorgar más peso a las renovables.

El comisario europeo ha llamado la atención sobre los objetivos "ambiciosos" marcados en la Cumbre del Clima de París, que suponen "una revolución radical", ya que "no son políticas cortoplacistas sino a largo plazo y esto era lo más complicado". "Ni en los momentos más optimistas se esperaba esto", ha subrayado.

En concreto, ha apuntado que se busca reducir el 40 por ciento el nivel de gases, llegar al 27 por ciento en eficiencia energética y alcanzar el 27 por ciento en energías renovables.

Tras París, según ha señalado Cañete, la Unión Europea quiere liderar el crecimiento económico basado en las energías renovables con base en la generación de empleo. Para esto, "lo más complicado" es cambiar el marco regulador para que despeguen las energías limpias; además de aumentar la innovación y financiación.