Actualizado 09/12/2007 19:00 CET

Clos dice que en España la separación patrimonial de las energéticas ha sido "un modelo exitoso"

BRUSELAS, 9 Dic. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Industria, Joan Clos, abogó hoy por extender a toda Europa la separación patrimonial ('unbundling') de los grandes grupos energéticos entre las actividades de producción y la gestión de la red porque en España este modelo ha sido "exitoso" en cuanto a nivel de inversión y garantía de suministro.

Durante el primer debate celebrado por los ministros de Energía de los 27 sobre el tercer paquete de liberalización del sector energético presentado por la Comisión, Clos subrayó que "España apoya totalmente el elemento clave del paquete, la separación de propiedad en el transporte".

"En el caso español, el 'unbundling' de propiedad ha demostrado ser un modelo exitoso desde hace muchos años. Ha sido exitoso también en el nivel de inversión y garantía de suministro conseguido tanto en la red de electricidad como en la red de gas. Por lo tanto apoyamos para toda Europa el modelo del 'unbundling'", dijo el ministro de Industria, que respaldó también la "coordinación de los organismos reguladores nacionales".

En respuesta al anuncio de Francia y Alemania de que presentarán una "tercera vía" alternativa porque se oponen a desmembrar sus grupos energéticos, Clos destacó que cualquier nueva propuesta "deberá garantizar un terreno de juego equilibrado en el mercado interior de la energía" para todas las empresas.

El ministro de Industria explicó a la prensa al término de la reunión que no es "pesimista" sobre las posibilidades de acuerdo aunque admitió que las negociaciones serán "difíciles". "Hay una amplia mayoría de países que están a favor, pero es evidente que hay algunos otros, especialmente Alemania y Francia, que no lo ven de la misma manera y por tanto hay que continuar la negociación", señaló.

A su juicio, el compromiso final podría ser que las empresas energéticas mantengan la propiedad de las redes pero cedan su gestión a un operador independiente o "alguna cosa parecida". La solución del gestor independiente es la segunda alternativa propuesta por Bruselas pero cuenta hasta ahora con el rechazo de Francia y Alemania.