Actualizado 06/09/2012 01:19 CET

Nuclenor solicita a Industria poder explotar la central burgalesa de Garoña hasta 2019

José Manuel Soria,
EUROPA PRESS

((Esta noticia sustituye a una anterior por precisión de la fuente informante))

Industria desestima la petición de Nuclenor para decidir en dos meses renovar su explotación

MADRID, 5 Sep. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, ha recalcado este miércoles en el Congreso de los Diputados que su Ministerio, aconsejado por el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) en un informe, ha desestimado la petición de Nuclenor, empresa propietaria de la central nuclear de Garoña, de ampliar dos meses más el plazo para poder solicitar dicha prórroga de explotación hasta 2019.

"Hemos llamado a la empresa para decirle que no le podemos prorrogar dos meses para decidirse y no le ha gustado. Debemos seguir literalmente lo que diga el CSN. No lo hemos autorizado porque hay un informe en contra de esa pretensión por parte del CSN", ha apostillado.

Así lo ha confirmado el titular del ramo, José Manuel Soria, en la primera comparecencia en el Congreso que ha concedido después del verano a preguntas de varios grupos parlamentarios, dado que este 5 de septiembre finalizaba el plazo para que la empresa propietaria solicitara a dicho departamento ministerial su deseo por ampliar la explotación de la planta nuclear.

"El Gobierno siempre que lo plantee una empresa va a tramitar esa solicitud, tal y como lo ha hecho en el caso concreto de Garoña, pero éste no tiene interés ni a favor ni en contra de la energía nuclear. Tiene interés en que haya un mix energético lo más equilibrado posible", ha recalcado el ministro de Industria.

En este sentido, ha explicado que para que una central nuclear pueda extender su explotación primeramente debe solicitarlo la empresa que explota ese reactor, para que después, quien puede decir si procede o no su explotación, de acuerdo con las condiciones de seguridad, es el Consejo de Seguridad Nuclear. "No tenemos ningún prejuicio ideológico", ha defendido.

PROCESO DE RENOVACIÓN

Frente a la decisión del anterior Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero de cesar el 6 de julio de 2013 la actividad de la central de Garoña, el pasado 3 de julio, el Ministerio de Industria, liderado por José Manuel Soria, revocó dicha orden por la que se acordaba el cierre de la central nuclear el 6 de julio de 2013, y autorizó su explotación hasta dicha fecha.

Para ello, el nuevo Ejecutivo 'popular' apuntó en julio a siete razones para tomar esta decisión: la Ley de Economía Sostenible; el nivel de dependencia energética de España del exterior; la estabilidad de la red eléctrica española; el déficit acumulado del sector eléctrico y la necesidad de evitar que se trasladen los costes al consumidor; el retraso en la construcción del Almacén Temporal Centralizado (ATC); la participación de las centrales en la financiación del combustible nuclear sólo cuando están en funcionamiento; y el impacto de la renovación en la actividad económica, el empleo y la recaudación impositiva de la zona.

Con esta decisión, el Ejecutivo suspendió igualmente la obligación del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) de presentar un plan de desmantelamiento de la instalación antes del 6 de julio de 2013 y eliminaba la prohibición a la central de realizar modificaciones que impidan o desarrollen el cese definitivo de la explotación.

Esta nueva decisión establecía, además, que con anterioridad al 6 de septiembre de 2012, fecha que caduca mañana, el titular podrá solicitar del Ministerio de Industria, Energía y Turismo una renovación de la autorización de explotación por un nuevo periodo no superior a seis años, es decir, hasta 2019.

Esta solicitud de renovación deberá ir acompañada de las últimas revisiones de documentos requeridos en la anterior orden; una Revisión Periódica de Seguridad de la Central; una Revisión del análisis de la Normativa de Aplicación Condicionada; una Revisión del Estudio Probabilista de Seguridad; un Análisis de envejecimiento; un Análisis de experiencia acumulada; un Análisis de cumplimiento de los actuales límites y condiciones establecidos en la anterior orden; y un Programa de inversiones y modificaciones relacionadas a las mejoras derivadas del accidente de la Central Nuclear de Fukushima.

Si decidiera optar a la renovación, la instalación deberá llevar a cabo, antes del arranque posterior a la recarga de 2013, las modificaciones de diseño requeridas por el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) para la renovación en el periodo 2009-2019, según las Instrucciones Técnicas Complementarias que dicte el regulador en la actualidad.

RENOVACIÓN HASTA 2019

La orden del cierre de Garoña fue dictada por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero el 3 de julio de 2009, tras haber solicitado la central una renovación de la explotación hasta 2019. Previamente, el CSN había emitido un informe favorable a la renovación por diez años.

Tras el cambio de Gobierno, el pasado mes de enero el nuevo ministro de Industria, José Manuel Soria, preguntó al CSN si existía algún impedimento para revocar la orden de cierre. En febrero, el regulador atómico concluyó que no existía impedimento alguno para esa modificación, siempre que se modifiquen los límites y condiciones de la vigente autorización para incluir nuevas condiciones.

El pasado mes de mayo, Industria concedió trámite de audiencia a los interesados.