Actualizado 08/01/2007 18:06 CET

Economía/Energía.- Rusia condiciona la negociación con Bielorrusia a la revocación del impuesto de tránsito de petróleo

MOSCÚ, 8 Ene. (EUROPA PRESS) -

Las negociaciones entre Rusia y Bielorrusia se reanudarán hasta que las autoridades de la antigua república soviética no supriman el impuesto sobre tránsito de petróleo ruso a través de su territorio, aseguró el vicedirector del Ministerio de Comercio y Desarrollo Económico ruso, Andrei Sharonov, en unas declaraciones a la emisora Eco Moscú, recogidas por la agencia Interfax.

Según dijo, esta misma noche se adoptará una decisión acerca de estas negociaciones "entre los responsables de gabinete". Sharonov calificó de "ilegal" el gravamen aplicado por Bielorrusia, acusó al país de "sifonear" el crudo y calificó de "guerra comercial" la situación actual.

Además, advirtió de que Rusia es el principal mercado para Bielorrusia y su principal socio comercial, de modo que su país tiene "la posibilidad de aplicar medidas y conseguir que se suprima el impuesto".

El jueves pasado, la petrolera estatal bielorrusa Belneftekhim notificó al monopolio ruso de distribución energética Transneft la imposición de un impuesto de tránsito de 45 dólares (34 euros) por tonelada métrica de crudo a partir del 1 de enero.

Durante el pasado mes de diciembre, Rusia impuso aranceles de 180 dólares (137 euros) por tonelada al petróleo que exportaba a Bielorrusia argumentando que este país refinaba este combustible para luego revenderlo a Europa a precios muy superiores. La respuesta inmediata de Minsk fue imponer este nuevo arancel de 45 dólares por tonelada al petróleo que pasa por su territorio con destino a los países de Europa Occidental.

Al margen de la disputa acerca del crudo, los dos países resolvieron a finales de año sus diferencias acerca del gas. Bielorrusia aceptó pagar 100 dólares (76 euros), al tiempo que la gasista rusa Gazprom aceptó comprar el 50% del operador estatal bielorruso de gas, Beltransgaz, por 2.500 millones (1.900 millones de euros) en los próximos cuatro años.