Ibarra reitera que la Junta ha cumplido "a rajatabla" la legalidad en la aplicación del decreto sobre parques eólicos

Actualizado 08/06/2007 14:55:21 CET

MÉRIDA, 8 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente en funciones de la Junta de Extremadura, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, reiteró hoy que el Gobierno autonómico ha cumplido "a rajatabla" con la legalidad en la aplicación del decreto sobre instalación de parques eólicos en la región, y se mostró "satisfecho" por el resultado final del mismo en tanto que los proyectos presentados "incumplían alguna o todas de las condiciones" para su aprobación.

Así lo indicó hoy en rueda de prensa en Mérida ante las "críticas insidiosas" vertidas desde algunos sectores sobre la decisión del Ejecutivo regional de rechazar los 119 parques eólicos presentados, y después de que ayer se publicase una nueva convocatoria de solicitudes.

Tras mostrarse "sorprendido" por que hayan surgido "críticas" por haber dejado "desierto" el concurso, al considerar que ésta es una práctica habitual de las administraciones cuando no se cumplen los requisitos establecidos en el mismo, Ibarra recalcó que "ninguna" de las empresas presentadas inicialmente al concurso cumplían "todas y cada una" de las condiciones del mismo.

"No es la primera vez que se declara un concurso desierto por no cumplir las condiciones y se abre después una nueva convocatoria", resaltó el presidente en funciones de la Junta, que señaló que "se han cumplido los plazos" del decreto, y apuntó que él asume las "responsabilidades políticas" por el concurso declarado desierto, "pero mejor ello que asumir responsabilidades penales", dijo.

Pidió asimismo a los críticos con la decisión de la Junta que aclaren "con nombres y apellidos" cuáles son los proyectos que a su juicio deberían haber sido aprobados en base al decreto, para que de ese modo él pueda ordenar una hipotética revisión de los expedientes, aunque en cualquier caso declaró que la Administración autonómica ha sido "bastante generosa" en este tema al conceder hasta dos prórrogas para que los interesados pudieran ajustarse a los requisitos del decreto.

Según dijo, en el asunto de las eólicas "hay mucho dinero en juego", y por ello consideró que "es sospechoso que ante una normativa que se ha cumplido al cien por cien se diga que eso es sospechoso.

"En este negocio habrá habido grandes conseguidores que se han quedado colgados de la brocha y en entredicho", sentenció Rodríguez Ibarra, quien desgranó las condiciones del decreto que, según dijo, han sido incumplidos por las empresas.

Sobre este respecto, tras apuntar que se recibieron más de 4.000 alegaciones sobre los proyectos presentados inicialmente por parte de ayuntamientos, particulares y de las propias empresas que "alegaron contra otras empresas", apuntó que el decreto establecía como condiciones para la aprobación de parques eólicos que no se dañara el medio ambiente; que existiera un "retorno social" para la región a través de la creación de tres puestos de trabajo por cada megawatio instalado; o que se ubicasen en zonas que pudieran ser "utilizables".

Así, señaló que algunos de los proyectos presentados se ubicaban en terrenos que "no están en venta" y que son propiedad de la Junta, de ayuntamientos o particulares. Otros proyectos, dijo, se "meten" incluso en territorio portugués, dijo.

ALEGACIONES ENTRE EMPRESAS

Además, ante el hecho de que las propias empresas hayan "alegado" contra sus competidoras, dijo que la resolución final de la Junta de declarar desierto el concurso "demuestra a todos que llevaban razón al alegar porque ninguna de las iniciativas cumplía todos y cada uno de los requisitos".

En este sentido, defendió que al Gobierno regional, en estas concesiones "le interesa hablar con empresarios serios, con proyectos y no sólo con la presentación de papeles para ver si les toca".

Sobre esta misma cuestión, apuntó que "nunca antes" había recibido tantas peticiones para hablar con él sobre la instalación de parques eólicos, y añadió que esta circunstancia se produce --dijo-- "porque había mucho dinero en juego".

Defendió que la Administración extremeña "ha cumplido la ley" en la aplicación del decreto, y recordó que una vez declarado desierto éste "la historia podría haber terminado aquí, pero la Junta es bastante generosa al abrir un nuevo concurso, en el que valen los papeles del anterior".

Por otra parte, recordó que Extremadura todavía exporta el 70 por ciento de la energía que produce, y apuntó que "si se produce más es para aumentar el beneficio de Extremadura".

Finalmente, preguntado por el posible motivo por el cual empresas importantes del sector no hayan podido cumplir con los requisitos del decreto extremeño, dijo: "seguramente porque es lo que han hecho siempre en el resto de España".