Soria recuerda que la interrumpibilidad no sirve para gestionar el empleo

Publicado 17/06/2015 10:59:22CET
José Manuel Soria en el Congreso
EUROPA PRESS

MADRID, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, ha recordado este miércoles que el sistema de interrumpibilidad no es una herramienta para gestionar el empleo, sino para gestionar la demanda eléctrica, aunque no ha aclarado si tiene intención de convocar una nueva subasta en las próximas semanas ni en qué condiciones.

Durante la sesión de control al Gobierno en el Pleno del Congreso, la diputada socialista Mariví Monteserín ha reprochado a Soria el "sufrimiento" que su falta de respuesta a la situación de las empresas electrointensivas ha causado a los trabajadores de las comarcas asturianas y gallegas donde están instaladas empresas como Alcoa.

"Sus políticas cortoplacistas producen estrés social a consecuencia de la incertidumbre, la inseguridad y la falta de soluciones a medio plazo, imprescindibles para evitar cierres y deslocalizaciones silenciosas o explícitas", ha insistido la diputada, que considera que el sistema de subastas anuales de la interrumpibilidad está generando un "gravísimo problema".

COSTES SUPERIORES A LOS LABORALES

Además, Monteserín ha criticado que tanto el Ministerio como Red Eléctrica Española (REE) estén "aferrados y enrocados en su error" y mantengan el sistema, anunciando "supuestamente" una nueva subasta para las "próximas semanas". "Parece que para que el estrés se produzca en verano y no en invierno", ha ironizado, reclamando aclaraciones a Soria sobre sus intenciones.

Y es que, ha añadido la diputada, los costes eléctricos en algunas empresas intensivas en consumo pueden llegar a suponer "siete veces el coste laboral", lo que hace "imposible competir en el mercado mundial con este lastre". "Usted es ministro de Industria, no sólo de Turismo, pero en más de tres años nunca se ha acercado a conocer nuestra realidad. Solucionar este problema depende de su voluntad, desgraciadamente hasta ahora para nosotros", ha añadido.

Sin embargo, José Manuel Soria ha recordado a la portavoz socialista que la política de interrumpibilidad es "una herramienta para la gestión de la demanda eléctrica" y no para la gestión del empleo, que requiere de "políticas económicas para corregir los desequilibrios, tales como la consolidación fiscal, y de reformas estructurales, entre ellas la energética".

En este sentido, ha defendido que la Ley del Sector Eléctrico aprobada hace año y medio ha permitido convertir el déficit energético en superávit, estabilizar y bajar posteriormente los precios de la energía, congelar los peajes que financian las actividades reguladas del sistema y que no dejaban de subir, o bonificar el 85% del Impuesto de la Electricidad a las empresas electrointensivas, sean grandes o pequeñas.

Pero, además de estas medidas, las grandes consumidoras eléctricas también cuentan con el sistema de interrumpibilidad, que el año pasado pasó de un procedimiento administrativo a una subasta "a petición del propio sector", que temía que sucediera como en Italia, a la que la UE multó con 300 millones de euros por un sistema similar que fue considerado ayudas de estado.

"Por eso se hizo el sistema de subastas, que gestiona el operador del sistema bajo la supervisión de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) y que tiene la enorme bondad de ser un mecanismo competitivo al que se pueden presentar todas las empresas electrointensivas", ha concluido Soria, sin aclarar si convocará una subasta próximamente ni en qué condiciones.