Actualizado 23/03/2007 18:55 CET

Iberdrola Inmobiliaria obtuvo un beneficio neto de 110,3 millones en 2006, un 14,8% más

MADRID, 23 Mar. (EUROPA PRESS) -

Iberdrola Inmobiliaria obtuvo un beneficio neto de 110,3 millones euros en 2006, lo que supone un incremento del 14,8% respecto al año anterior y confirma la trayectoria de crecimiento ininterrumpido de la empresa durante los últimos ejercicios, informó hoy la compañía.

La cifra de negocio de esta filial de Iberdrola se situó en 411,03 millones de euros y el beneficio antes de impuestos alcanzó los 152,9 millones. Al cierre del año, los activos de la compañía estaban valorados en 2.751 millones de euros.

Con unos fondos propios de 695,8 millones y una rentabilidad antes de impuestos sobre recursos propios medios del 24%, la empresa "ya se ha consolidado como una de las primeras inmobiliarias españolas". Durante 2006, las inversiones realizadas en suelo ascendieron a 342,1 millones de euros.

La superficie edificable sobre rasante que tiene la compañía en cartera para promociones residenciales y terciarias fue de 2.148.313 metros cuadrados. Además, culminó el ejercicio con una cartera de patrimonio en explotación de 417.189 metros cuadrados, lo que supuso unos ingresos netos por arrendamiento de 41,35 millones de euros.

Respecto a su actividad terciaria, Iberdrola Inmobiliaria inauguró a lo largo de 2006 Aqua Multiespacio (Valencia), complejo que incluye oficinas, hoteles y un centro comercial, y ha presentado su nuevo proyecto de 91.110 metros cuadrados edificables de oficinas en Porta Firal (Barcelona).

PREVISIONES.

Durante el ejercicio 2007, y en lo relativo al área residencial, la empresa tiene previsto empezar a comercializar nuevas promociones en las comunidades autónomas de Madrid, Aragón, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Baleares y Cantabria, entre otras. En el área terciaria, esta filial de Iberdrola seguirá desarrollando el mencionado proyecto Porta Firal y terminará un edificio de oficinas en Torremolinos (Málaga).

En cuanto a los objetivos del Plan Estratégico presentado en octubre del año pasado, Iberdrola Inmobiliaria prevé realizar unas inversiones en suelo y patrimonio superiores a los 1.500 millones de euros hasta 2011, de los que alrededor de 300 millones corresponderán a su expansión internacional, y alcanzar los 3,5 millones de metros cuadrados edificables en 2009.