Actualizado 21/03/2013 14:17

Industria hará un nuevo recorte a la fotovoltaica que forzará a entregar las plantas a la Sareb

El presidente de Anpier y el comisario de Energía
ANPIER

El comisario europeo de Energía ayudará a los promotores "hasta donde lleguen sus competencias"

MADRID, 21 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Industria, Energía y Turismo está preparando un quinto recorte para las instalaciones fotovoltaicas cuya envergadura acabará por "asfixiar" a la mayor parte de sus promotores, indicó a Europa Press el presidente de la Asociación Nacional de Productores e Inversores de Energías Renovables (Anpier), Miguel Ángel Martínez-Aroca.

Tras este nuevo recorte, el Gobierno ofrecerá a los promotores arruinados una "solución" consistente en entregar las plantas a la Sareb y saldar con ello cualquier riesgo de posible ejecución de los avales u otro tipo de responsabilidades, explicó.

Martínez-Aroca ha sido informado "directamente" por el secretario de Estado de Energía, Alberto Nadal, acerca de estos planes de Industria de aplicar un nuevo recorte y facilitar a los promotores que no puedan hacer frente "a la situación actual y a la venidera" la cesión de la propiedad de las plantas a Sareb y la liberación de las garantías.

Esta cesión del activo al 'banco malo' implicaría una merma para el propietario, que no podría recuperar las cantidades invertidas en su día ni la amortización, y que se vería abocado a recibir una cantidad a valor de mercado que podría rondar el 50%.

De esta forma, los gestores de la Sareb o los futuros propietarios podrían hacer uso de unas plantas que, pese a recibir un 50% menos de retribución, también les han costado la mitad.

Por su parte, el promotor "arruinado" evitaría problemas de morosidad con el banco y se liberaría de una inversión que, tras los recortes, no genera ingresos suficientes para su amortización. "Si meten el nuevo recorte, la gente va a suplicar liberarse de la planta", advirtió Martínez-Aroca.

EXPROPIACIÓN ENCUBIERTA.

Para el presidente de Anpier, este proceso es una "expropiación encubierta" y podría responder a una "estrategia" para que la propiedad de miles de plantas pertenecientes a 55.000 inversores particulares acaben en unas pocas manos, si bien prefiere no hacer acusaciones concretas.

"Es como si hubiese una mesa de comensales y las plantas fotovoltaicas estuviesen en el centro de la mesa, como entremeses", lamentó el presidente de la asociación que defiende los intereses de los pequeños inversores en fotovoltaica.

REUNIÓN CON OETTINGER.

Martínez-Aroca se reunió ayer con el comisario europeo de Energía, Günther Oettinger, al frente de una delegación de Anpier en la que participó también el responsable de relaciones internacionales de esta asociación, Pere Guerra.

El comisario, asegura la asociación, expresó su compromiso de ayudar a los fotovoltaicos españoles "hasta donde lleguen todas sus competencias", y para ello ha pedido información sobre la legislación en el país para analizar con detalle el caso.

PROCESOS JUDICIALES.

El comisario está al tanto de las decisiones de la Justicia de Bulgaria y de Reino Unido en contra de la aplicación de medidas retroactivas en el sector fotovoltaico, y comparte la incertidumbre de los promotores españoles incursos en proceso judiciales tan lentos que, cuando haya una sentencia, puede que sea "demasiado tarde".

Martínez-Aroca ha pedido a Oettinger "una intervención fulminante" de la Comisión en el sector fotovoltaico español para evitar que las demoras en los recursos en España. "Si no, en diez años todos en la ruina", lamentó.