Ana Botín sostiene que el fichaje fallido de Orcel no inquieta a los inversores del Santander

Publicado 12/04/2019 14:32:18CET
BANCO SANTANDER - Archivo

Asegura que José Antonio Álvarez se mantendrá como consejero delegado por tiempo indefinido

MADRID, 12 Abr. (EUROPA PRESS) -

La presidenta de Banco Santander, Ana Botín, ha sugerido que el fichaje fallido del banquero italiano Andrea Orcel no parece inquietar a los inversores institucionales del grupo, ya que en las dos importantes reuniones que ha mantenido con ellos desde la renuncia a su contratación como consejero delegado no hubo ninguna pregunta por esta cuestión y los inversores "reafirmaron su confianza en el equipo del banco".

Así lo ha indicado durante la junta general de accionistas que la entidad celebra este viernes en Santander, tras ser preguntada por varios accionistas sobre al polémico fichaje fallido de Orcel como consejero delegado.

Los accionistas han pedido más claridad sobre el procedimiento que se siguió y sobre las razones para renunciar al fichaje, así como certidumbre sobre el mantenimiento de José Antonio Álvarez en el cargo.

En este sentido, la presidenta de la entidad ha explicado que el banco decidió no continuar con el nombramiento de Orcel como consejero delegado del grupo debido a que "sería inaceptable" para un banco comercial como Santander hacer frente a ese coste (en torno a 52 millones de euros) para contratar a una persona "aún del nivel del señor Orcel".

"La decisión fue difícil, pero la correcta en opinión del consejo para los accionistas, y hemos tenido dos reuniones bastante largas, una en enero por los resultados y una segunda hace unos días en Londres con los inversores institucionales del banco y en estas dos ocasiones no hubo ni una pregunta por estas cuestiones y los inversores reafirmaron su confianza con el equipo del banco", ha señalado.

José Antonio Álvarez continuará desempeñando la función de consejero delegado, a la que recientemente se ha sumado además la de vicepresidente del consejo, y así será "por tiempo indefinido", ha asegurado Botín. "No va a haber ningún cambio en la estrategia del banco, el consejero delegado va a seguir por tiempo indefinido y no tiene plazo", ha apostillado.

A pesar de que la presidenta de Santander ha quitado "hierro" al asunto de Orcel, el exejecutivo de UBS ha contratado los servicios del despacho español De Carlos Remón para estudiar una posible demanda contra el banco cántabro.

En un breve encuentro con los medios de comunicación con motivo de la junta, se ha preguntado a Botín si la entidad contempla llegar a un acuerdo con Orcel, tras lo que se ha limitado a apuntar que, por el momento, no están contemplando nada en este sentido.

Banco Santander comunicó el nombramiento de Andrea Orcel como nuevo consejero de la entidad el pasado 25 de septiembre, lo que supuso una auténtica convulsión en el sector, al tratarse del primer CEO de la entidad con perfil internacional, lo que desató las especulaciones sobre un cambio de rumbo en la estrategia del gigante financiero español y de la zona euro.

Sin embargo, en el mes de enero renunció al fichaje tras analizar el coste que tendría que asumir el banco para compensarle, un bonus de más de 50 millones de euros.