El aumento de los litigios por comercialización de productos supondrá más costes para la banca, según S&P

Publicado 02/03/2017 16:28:25CET
Afectados por las cláusulas suelo ya pueden reclamar
EUROPAPRESS

MADRID, 2 Mar. (EUROPA PRESS) -

El aumento de los litigios por la comercialización de productos afectará a la rentabilidad de los bancos y supondrá más costes para las entidades, pues se verán obligadas a mejorar sus procesos de venta y a ofrecer mayor formación a su personal para evitar demandas.

Expertos de S&P Global afirman que el número de litigios de los bancos en España va 'in crescendo', al igual que ha sucedido en otros países como Estados Unidos y Reino Unido, y prevén que pueda tomar "mayor relevancia en el futuro".

El punto de partida de esta situación en España fueron las demandas interpuestas por personas que habían adquirido participaciones preferentes o deuda subordinada de entidades que fueron recapitalizadas con dinero público, en un momento en que la comunicación de los riesgos que entrañaba el producto no fue clara durante la comercialización.

Esta situación coincidió con la recapitalización del sistema financiero, por lo que el 'daño' no fue tan significativo. Ahora, el sector se enfrenta a la posible devolución de todo lo cobrado de más por las cláusulas suelo poco transparentes, cuyo impacto ya se ha provisionado parcialmente este año, aunque los expertos de S&P no descartan que se pueda reconocer algo más en el futuro.

"No es lo suficientemente significativo como para llevar a pérdidas a una entidad, pero va reducir la rentabilidad. Es asumible", ha señalado la directora de instituciones financieras de S&P Global, Elena Iparraguirre, quien insiste en que el mayor daño es el reputacional.

MÁS RIGUROSAS EN EL PROCESO

Este escrutinio va a obligar a las entidades a que sean más rigurosas a la hora de informar a los clientes de los riesgos de los productos que comercializan, lo que podría acarrear más costes derivados, por ejemplo, de la formación de los empleados.

En este sentido, los expertos destacan que los bancos van a estar "en el punto de mira" de las asociaciones de protección al consumidor, puesto que, a diferencia de hace unos años, ahora se cuestiona la comercialización de un producto desde el punto de vista legal.

"Depende de cómo los bancos reaccionen ante esto, pero es muy probable que haya cierto incremento de los costes, porque van a ser más cuidadosos. Si no vemos más casos en el futuro, será una buena noticia, puesto que significará que las entidades han puesto mayor énfasis en la venta de sus productos", ha afirmado el director general de Instituciones Financieras de S&P, Jesús Martínez.