Publicado 29/06/2020 10:39:12 +02:00CET

El Banco de España mantendrá el colchón anticíclico en el 0% hasta retornar a una senda de recuperación

Fachada del edificio del Banco de España situada en la confluencia del Paseo del Prado y la madrileña calle de Alcalá.
Fachada del edificio del Banco de España situada en la confluencia del Paseo del Prado y la madrileña calle de Alcalá. - Eduardo Parra - Europa Press - Archivo

MADRID, 29 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Banco de España ha decidido mantener el colchón de capital anticíclico aplicable a las exposiciones crediticias situadas en España en el 0% durante el tercer trimestre del año y probablemente hará lo mismo en los próximos trimestres debido al actual contexto de crisis del coronavirus.

En concreto, ha indicado que el profundo impacto macroeconómico y financiero que está teniendo la crisis del Covid-19 y la incertidumbre asociada al proceso de reactivación económica que se está iniciando requieren que las entidades de crédito mantengan el flujo de financiación de la economía real, por lo que no es el momento adecuado para la acumulación de este requerimiento macroprudencial.

El supervisor ha comunicado que prevé no aumentar el porcentaje del colchón durante los próximos trimestres, "al menos hasta que los principales efectos económicos y financieros derivados de la crisis del coronavirus se hayan disipado y se haya retornado a una senda de recuperación macroeconómica".

Aunque el Banco de España vino advirtiendo en trimestres previos a la crisis de la posibilidad de activar este colchón en 2020, ya el pasado mes de marzo avisó de que la situación provocada por la crisis sanitaria aconsejaba no hacerlo, al menos, hasta que los principales efectos económicos y financieros derivados del coronavirus se hubiesen disipado.

El colchón de capital anticíclico es un instrumento macroprudencial para reforzar la solvencia del sistema bancario en las fases de crecimiento excesivo del crédito, suavizar las oscilaciones del ciclo crediticio y acumular colchones de capital en épocas de bonanza para poder utilizarlos cuando las condiciones se deterioran.

Como en la actual coyuntura la provisión de crédito a la economía real por parte de las entidades es una "parte esencial de la estrategia para mitigar el impacto de la perturbación del coronavirus y asegurar que la reactivación económica se produce de la forma más rápida posible", el Banco de España ha decidido mantener el colchón anticíclico en el porcentaje mínimo del 0%, confirmando su intención de no elevarlo por un periodo de tiempo prolongado.

La decisión se ha tomado de conformidad con las recientes expectativas prudenciales emitidas por el Banco Central Europeo (BCE), la Autoridad Bancaria Europea (EBA) y el Comité de Supervisión Bancaria de Basilea en respuesta al Covid-19, por las que se ha aconsejado una reducción coordinada de este instrumento macroprudencial cíclico por parte de las autoridades nacionales relevantes y, en su caso, el uso de este colchón por parte de las entidades de crédito con el fin de absorber posibles pérdidas y facilitar así la provisión continuada de crédito a la economía real.

Respecto a los indicadores que habitualmente se analizan para decidir la activación o desactivación de este instrumento macroprudencial, el Banco de España ha explicado que han perdido "buena parte de su valor informativo" debido a la materialización de las perturbaciones derivadas del Covid-19 y el "previsible" cambio drástico en la posición cíclica del sistema.

De hecho, ha advertido de que en los próximos trimestres "no es descartable que estos indicadores empiecen a mostrar señales contradictorias", fruto del impacto que el Covid-19 está teniendo en la economía y de las medidas que se están implementando para su mitigación, por lo que está prestando especial atención a otro tipo de indicadores macrofinancieros, como el Indicador de Riesgo Sistémico.

Este indicador, que permite realizar un seguimiento en tiempo real del nivel estimado de las tensiones sistémicas en los mercados financieros, repuntó bruscamente en España tras el estallido de la crisis y actualmente se encuentra estabilizado en niveles que sugieren un alto grado de estrés macrofinanciero, al igual que ocurre en el resto de países del entorno.

Contador