Publicado 01/02/2022 11:34

Banco de España observa un "ligero endurecimiento" de los criterios para conceder préstamos a finales de 2021

Archivo - El Banco de España entre la calle de Alcalá y la plaza de Cibeles, a 24 de julio de 2021, en Madrid (España).
Archivo - El Banco de España entre la calle de Alcalá y la plaza de Cibeles, a 24 de julio de 2021, en Madrid (España). - Jesús Hellín - Europa Press - Archivo

Constata una relajación "moderada" de las condiciones en la concesión de hipotecas este año

MADRID, 1 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los criterios de concesión de créditos en España se "endurecieron ligeramente" en el cuarto trimestre de 2021, según la última Encuesta de Préstamos Bancarios elaborada por el Banco de España.

El informe del supervisor destaca que, según las diez entidades españolas encuestadas, la evolución de la ratio de morosidad "habría contribuido [...] a un ligero endurecimiento de los criterios de concesión de préstamos en la segunda mitad de 2021".

En concreto, los criterios de concesión de préstamos se endurecieron tanto para las empresas tanto para los hogares por una menor tolerancia al riesgo por parte de las entidades financieras.

Para las sociedades no financieras, el Banco de España señala, además, un cierto aumento de los riesgos percibibidos entre los bancos. Los criterios de concesión se endurecieron para el segmento de pymes, mientras que para las grandes empresas "se mantuvieron sin cambios".

Por sectores, el Banco de España recoge un endurecimiento en los criterios de concesión en las ramas de construcción, servicios, comercio y actividades inmobiliarias no residenciales; en cambio, se habrían relajado para las actividades inmobiliarias residenciales.

En cuanto a los criterios para la concesión de créditos a hogares, el supervisor destaca que estos requisitos volvieron a endurecerse en el cuarto trimestre tanto para los préstamos destinados a la adquisición de vivienda como para aquellos para consumo y otros fines.

Sin embargo, en todos los casos, la encuesta afirma que el porcentaje de solicitudes de fondos denegadas "no presentó variaciones significativas".

IMPACTO DE LA RATIO DE MOROSIDAD

Al respecto de una pregunta 'ad hoc' sobre el impacto de la ratio de dudosos sobre la política crediticia, el Banco de España destaca que, durante el segundo semestre de 2021, la evolución de la ratio de morosidad y las previsiones sobre la misma propiciaron que algunas entidades endurecieran ligeramente los criterios de concesión de préstamos.

Esto se explicaría, según la encuesta del supervisor, tanto por los requerimientos regulatorios como por una mayor percepción de riesgos y una menor tolerancia a estos por parte de dichas entidades.

Para el primer semestre de 2022, las entidades indican que la evolución de la morosidad podría provocar un ligero endurecimiento de los criterios de concesión de créditos a las empresas.

CONDICIONES APLICADAS A LOS CRÉDITOS

En cuanto a las condiciones aplicadas a los préstamos, estas se habrían mantenido sin cambios, salvo las aplicadas a los créditos concedidos a familias para la aquisición de viviendas, "que se
habrían relajado algo".

En este sentido, el Banco de España explica que esta relajación moderada de las condiciones en la concesión de hipotecas es consecuencia de la "fuerte competencia" en este segmento y, en menor medida, por los menores costes de financiación de las entidades y de la mayor disponibilidad de fondos.

"Esta relajación se habría traducido en una cierta reducción en los márgenes aplicados a los préstamos ordinarios", agrega.

Además, también señala que el impacto de la ratio de dudosos sobre las condiciones habría sido más moderado y en la dirección contraria.

En concreto, habría permitido "una ligera relajación de las condiciones aplicadas a los nuevos créditos" concedidos a empresas y familias para consumo y otros fines, "al entender otras entidades financieras que se habrían reducido los riesgos".

SE ESTABILIZA LA DEMANDA DE FINANCIACIÓN DE LAS EMPRESAS

Por su parte, la demanda de préstamos habría seguido aumentando en prácticamente todos los segmentos, con la única única excepción de la financiación a empresas, que se habría mantenido estable, en un contexto de progresiva recuperación de la actividad económica.

El Banco de España justifica la estabilización en la demanda de préstamos por parte de las empresas por "varios efectos contrapuestos": Por una parte, tanto las mayores necesidades para financiar inversiones en capital fijo como el incremento de las operaciones de reorganización empresarial y de refinanciación de deuda habrían favorecido un aumento de la demanda de crédito. Por otra, el descenso de las necesidades para financiar existencias y capital circulante habría propiciado una disminución de las solicitudes.

Para el primer trimestre de 2022, las entidades españolas no esperan cambios significativos en la oferta de crédito, mientras prevén un incremento moderado de la demanda de crédito en los tres segmentos (empresas, hipotecas y préstamos al consumo).

CRÉDITOS CON AVAL ICO

Por último, las entidades financieras han declarado al Banco de España que, durante el segundo semestre de 2021, no variaron ni los criterios de concesión ni las condiciones aplicadas a los préstamos destinados a las empresas y a los autónomos bajo el programa de avales del Estado.

En las operaciones sin avales, las condiciones crediticias también se mantuvieron estables, pero, en cambio, se habría producido un ligero endurecimiento de los criterios de concesión de préstamos, que afectó a las pymes y a los autónomos.

De acuerdo con las respuestas que ha recibido el Banco de España, la demanda de financiación con avales descendió entre julio y diciembre de 2021, debido principalmente a las menores solicitudes para cubrir déficits urgentes de liquidez, para acumular liquidez por motivos precautorios, para sustituir otros préstamos vigentes.

También, aunque en menor medida, el supervisor explica este descenso de la demanda como consecuencia de las menores peticiones de esta financiación avalada para realizar inversiones en activos fijos.

Por su parte, la demanda de fondos sin aval se habría mantenido
estable en este mismo período.