Los bancos esperan que suba la demanda de crédito en el segundo trimestre

Publicado 28/04/2015 11:50:47CET

MADRID, 28 Abr. (EUROPA PRESS) -

Las entidades bancarias esperan que los criterios de aprobación de nuevos préstamos no varíen en el segundo trimestre, lo que supondría un aumento de la solicitud de fondos en todas las modalidades y de forma más acusada en España que en otros países de la zona euro.

Ésta es una de las conclusiones de la 'Encuesta sobre préstamos bancarios' incluida en el último boletín económico del Banco de España, en la que participan diez instituciones españolas.

En dicha encuesta, los bancos constatan que los criterios de aprobación de préstamos permanecieron sin cambios en todas las modalidades entre enero y marzo de 2015 en España y se relajaron ligeramente en la Unión Económica y Monetaria.

Además, las condiciones de los préstamos, y en particular los márgenes aplicados, se suavizaron en ambas áreas en los tres primeros meses del año y de forma más acusada en España.

Por el lado de la demanda, tanto las entidades nacionales como las de la zona euro informaron de que las solicitudes de financiación de empresas y hogares para consumo y otros fines continuaron aumentando, en mayor medida en España.

Por su parte, las peticiones de préstamos a familias para la adquisición de vivienda se mantuvieron estables tras haber repuntado en el trimestre anterior y siguieron avanzando en la UEM.

Además, tanto las entidades nacionales como las del área euro continuaron percibiendo una mejora en las condiciones de acceso tanto a la financiación minorista como a los mercados mayoristas en casi todos los segmentos.

Por otro lado, las entidades de ambas áreas indicaron que el programa ampliado de compra de activos del Banco Central Europeo (BCE) mejoró durante los últimos seis meses su situación financiera y de forma más intensa en el caso de las españolas.

Además, creen que contribuyó a relajar las condiciones de los créditos del sector privado no financiero, si bien su influencia en los criterios de aprobación fue nula en España y reducida en la UEM. Además, las entidades dijeron que usaron la liquidez asociada al programa principalmente para conceder préstamos y, en menor medida, para sustituir otras fuentes de financiación.

De cara al futuro, las entidades esperan que el programa siga contribuyendo a relajar las condiciones de los créditos al sector privado no financiero, de forma más intensa en España, aunque su influencia en los criterios de aprobación volvería a ser nula en el segundo trimestre en España y reducida en la UEM.

Por su parte, los márgenes aplicados a los préstamos se redujeron en ambas áreas tanto para las operaciones ordinarias como para las de mayor riesgo, si bien de forma más intensa en España.

El crecimiento de las peticiones de crédito por parte de las pymes fue mayor que el de las grandes empresas en España, mientras que en la zona euro fue similar. En ambas áreas, el descenso del nivel general de los tipos de interés y el aumento de las existencias y del capital circulante habrían sido los principales determinantes del avance de la demanda, mientras que la mayor emisión de valores de renta fija habría tenido un efecto en la dirección contraria.