BBVA Research cifra el impacto por el alza del SMI en 60.000 empleos este año y 160.000 a medio plazo

Publicado 06/02/2019 13:44:32CET
EUROPA PRESS - Archivo

Podría restar hasta tres décimas al crecimiento de este año y hasta 1,2 puntos de PIB a largo plazo

MADRID, 6 Feb. (EUROPA PRESS) -

BBVA Research estima que el alza del 22,3% del SMI podría tener un impacto negativo en la creación de empleo de unos 60.000 puestos de trabajo este año, cuando restará entre una y tres décimas al crecimiento, y alcanzar un impacto de unos 160.000 empleos a largo plazo, llegando a restar entre siete décimas y 1,2 puntos de PIB al crecimiento.

Así figura en el informe 'Situación España' del servicio de estudios de la entidad, presentado este miércoles por el economista jefe del Grupo BBVA y director de BBVA Research, Jorge Sicilia, el responsable de Análisis Macroeconómico de BBVA Research, Rafael Doménech, y el economista jefe para España de BBVA Research, Miguel Cardoso.

El escenario central del impacto derivado de la subida del SMI a 900 euros, en vigor desde el pasado 1 de enero, que maneja BBVA Research apunta a que podrían dejar de crearse unos 60.000 empleos este año, el PIB será entre una y tres décimas menor que en el escenario base y el empleo entre una y cuatro décimas inferior, dependiendo de si las empresas absorben el aumento salarial o lo trasladan a precios.

De esta forma, el servicio de estudios de la entidad estima una horquilla para periodo de tiempo en función de si las empresas absorben la subida y mejora la productividad, o sucede todo lo contrario, lo que da como resultado un impacto en la creación de empleo de entre 20.000 y 70.000 puestos de trabajo este año; entre 75.000 y 195.000 en el bienio 2019-2020 y entre 160.000 y 319.000 a medio y largo plazo.

Estas estimaciones de BBVA Research se suman a las realizadas anteriormente por otros organismos, como la AIReF, que cuantificó en unos 40.000 los puestos de trabajo que se dejarán de crear por la subida, o el Banco de España, que eleva la cifra a unos 125.000 empleos.

Según han explicado desde BBVA Research, el efecto se concentraría en los trabajadores más vulnerables, como las mujeres, los jóvenes, los extranjeros, los menos cualificados, los contratados a tiempo parcial, los temporales y aquellos que trabajan en empresas de menor tamaño y poco competitivas.

En cualquier caso, Doménech ha explicado que el impacto dependerá de cómo se comporten los márgenes empresariales, ya que si absorben la subida el efecto será menor, y variará también en función de la productividad y de si se toman medidas compensatorias.

En ausencia de medidas, a largo plazo cree que el alza del SMI podría llevar al PIB a situarse entre siete décimas y 1,2 puntos porcentuales por debajo del nivel previsto, y restar entre nueve décimas y 1,6 puntos al empleo.

PRONTO PARA EVALUAR EL IMPACTO

Preguntado sobre si el incremento del SMI ha impactado en los datos de paro y empleo del mes de enero, Sicilia ha indicado que es "difícil" que la posible repercusión se vea tan "rápidamente", por lo que ha pedido cautela, si bien ha apuntado que los datos de afiliación han sido "un poco peor de lo esperado" y que en algunas comunidades ligadas al SMI hay "alguna evidencia" de un peor comportamiento, como en Extremadura o Canarias.

En cambio, ha señalado que otras regiones ligadas también al SMI no han presentado ese peor empeño, por lo que ha abogado por esperar para poder evaluar el impacto.

Además, BBVA Research cree que, a pesar de sus consecuencias sobre el empleo, el alza del SMI podría incrementar la remuneración de asalariados a corto plazo y, en consecuencia, su nivel de gasto. En particular, si las empresas absorben la revalorización, el efecto sobre la masa salarial sería positivo en 2019 y 2020, de entre una y dos décimas.

Además, considera que podría contribuir a reducir la desigualdad salarial en la medida en que el aumento aproxime el salario mínimo al medio. Sin embargo, a largo plazo el impacto sería negativo, pudiendo aumentar la desigualdad de renta.

Para mitigar las repercusiones negativas del alza del SMI, la entidad cree que sería deseable que viniese acompañado por mejoras en la eficiencia de las políticas activas de empleo, como estrategias de activación tendentes a potenciar la empleabilidad de los colectivos que puedan verse más afectados.

Las previsiones de BBVA Research apuntan a que la economía podría crear alrededor de 800.000 puestos de trabajo en el bienio 2019-2020, con lo que la tasa de paro se reduciría desde el 15,3% en 2018, al 13,8% este año y al 12,6% en 2020.

En concreto, el empleo equivalente a tiempo completo aumentará un 2,2% este ejercicio y un 1,7% el próximo, y la prolongación de la recuperación del mercado laboral podría presionar sobre la evolución de las remuneraciones por asalariado, que se incrementarían un 1,9% y un 2,2% en promedio por año, respectivamente.

Para leer más