Publicado 15/06/2018 13:15

La CNMV fijará requisitos a las operaciones con CFDs a partir del 27 de junio, previo a la norma de la ESMA

MADRID, 15 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) solicitará nuevos requisitos a las entidades que comercialicen con contratos por diferencia (CFDs, por sus siglas en inglés) a partir del 27 de junio a través de la entrada en vigor de una circular sobre 'Advertencias relativas a instrumentos financieros', que dejará de tener relevancia una vez se comiencen a aplicar las medidas de intervención adoptadas por la Autoridad Europea de Valores y Mercados (ESMA) el 1 de agosto.

Dada la especial complejidad de los CFDs como instrumento financiero, las entidades que los comercialicen deberán realizar las advertencias previstas en la norma entre el 27 de junio y el 31 de julio de 2018, al tiempo que deberán recabar la firma y la expresión manuscrita del cliente minorista.

Así, a partir del 1 de agosto, fecha en la que comenzarán a aplicarse las medidas de la ESMA en relación con los CFDs, y en tanto continúen vigentes --al menos durante tres meses, aunque podrán ser renovadas--, la CNMV considera que en lugar de la advertencia prevista en su circular deberán tenerse en cuenta las restricciones del regulador europeo. No obstante, el organismo español continuará exigiendo la firma del cliente minorista.

En cualquier caso, la CNMV considerará también aceptable que las entidades utilicen las advertencias de la ESMA sobre CFDs en lugar de las exigidas por el propio regulador español a partir del 27 de junio y aunque aún no hayan entrado en vigor las medidas europeas.

De este modo, una vez entre en vigor la circular de la CNMV, quedarán sin efecto los requerimientos anteriores realizados a los intermediarios financieros que comercializan opciones binarias y CFDs en los que se exigía la formulación de ciertas advertencias así como recabar determinadas manifestaciones específicas de los clientes minoristas previamente a la contratación de estos productos.

MAYOR PROTECCIÓN PARA LOS INVERSORES MINORISTAS

Por otro lado, la CNMV ha asegurado que "apoya y comparte" las medidas de la ESMA y considera que el poder de intervención de productos es una herramienta "adecuada" para garantizar que los inversores minoristas del conjunto de la Unión Europea (UE) cuenten con un nivel de protección común. También cree que permite evitar prácticas de arbitraje regulatorio.

Concretamente, la ESMA, que publicó el pasado 1 de junio en el Diario Oficial de la UE las medidas acordadas el 22 de mayo por la junta de supervisores sobre los mercados de instrumentos financieros, prohibirá la comercialización, distribución o venta de opciones binarias a los inversores minoristas, y establecerá ciertas limitaciones y requisitos en relación a las operaciones con CFDs.

Estas medidas comenzarán a aplicarse a partir del 2 de julio de 2018 para las opciones binarias y desde el 1 de agosto de 2018 para los CFDs, para cuya efectividad no son necesarias las disposiciones adicionales nacionales.