Publicado 24/07/2020 16:50:42 +02:00CET

Demandan al supervisor financiero alemán por su papel en la quiebra de Wirecard

Oficinas de Wirecard
Oficinas de Wirecard - Peter Kneffel/dpa

FRÁNCFORT (ALEMANIA), 24 Jul. (EUROPA PRESS) -

El supervisor alemán de los mercados financieros, BaFin, ha sido demandado ante los tribunales por no haber evitado y prevenido eficazmente el fraude contable que desembocó en la bancarrota de la fintech alemana Wirecard, que se declaró en suspensión de pagos el pasado 25 de junio, por lo que el bufete TILP, en representación de inversores de la firma de servicios financieros, reclama una indemnización por daños a la institución.

Por su parte, el ministro alemán de Finanzas, Olaf Scholz, quien hace un mes había defendido la actuación de BaFin, ha expresado este viernes la importancia de reforzar la regulación del sector con la introducción de medidas más estrictas. "Mi objetivo es una reforma de gran alcance con medidas claras contra la manipulación contable", ha asegurado.

En su reclamación, presentada ante el Tribunal de Fráncfort, los demandantes acusan al supervisor financiero germano de "abuso de autoridad" y de incumplir sus obligaciones legales de prevenir e informar sobre las presuntas manipulaciones del mercado por parte de Wirecard, así como de no haber proporcionado a los mercados una información adecuada.

"En nuestra opinión, BaFin ha ignorado durante años sus deberes y poderes legales, se ha negado a realizar sus propias investigaciones contra Wirecard sobre la manipulación del mercado y ha actuado unilateralmente contra periodistas y vendedores en corto, a pesar de conocer las informaciones publicadas sobre irregularidades en Wirecard", señala el abogado Andreas W. Tilp.

En este sentido, el representante del bufete afirma que si BaFin hubiera investigado adecuadamente a Wirecard, el fraude en el balance de la compañía se habría conocido públicamente el 15 de febrero de 2019. De este modo, sostiene que BaFin es responsable de los daños "al menos por todas las compras de acciones, bonos y derivados de Wirecard desde el 18 de febrero de 2019".

La Fiscalía de Múnich detuvo este miércoles a tres antiguos altos ejecutivos de Wirecard, incluyendo un segundo arresto de Markus Braun, el ex consejero delegado de la fintech alemana. Un cuarto exejecutivo de la firma, el responsable de la filial de la entidad financiera en Dubai, Cardsystems MiddleEast, también había sido detenido a principios de julio.

Las autoridades judiciales han ampliado los cargos contra Braun, al que el mes pasado acusaban de presuntamente haber inflado el balance de la compañía y presentado información falsa, después de que un testigo y las averiguaciones realizadas hayan permitido sospechar que los acusados sabían al menos desde 2015 que Wirecard perdía dinero con sus actividades.

Wirecard se declaró en suspensión de pagos el pasado 25 de junio tras desvelarse un agujero contable de 1.900 millones de euros.

Por su parte, el pasado 15 de julio, la Autoridad Europea del Mercado de Valores (ESMA) anunció que llevará a cabo una evaluación del papel desempeñado por BaFin, así como por el Panel de Control de Informes Financieros (FREP), la autoridad auditora germana, en relación con los eventos que llevaron al colapso de Wirecard.

El examen de la ESMA, que se completará antes del 30 de octubre, se centrará en la aplicación de las directrices sobre cumplimiento de la información financiera (GLEFI) por parte de BaFin y FREP, las autoridades alemanas competentes en materia de supervisión y aplicación de los requisitos de información financiera en Alemania.

Contador

Para leer más