Actualizado 14/05/2012 21:34 CET

(Amp) El 98,99% de los accionistas del Banco de Valencia aprueba la reestructuración propuesta por el FROB

Junta General De Accionistas Del Banco De Valencia
EUROPA PRESS

Administradores anuncian "alguna acción legal significativa" en breve y accionistas aprueban ejercer acción social contra antiguos gestores

VALENCIA, 14 May. (EUROPA PRESS) -

Los participantes en la junta general de accionistas de Banco de Valencia celebrada este lunes han aprobado la reestructuración de capital propuesta por el FROB con un 98,99 por ciento del capital representado en la sesión, a la que han asistido 12.889 accionistas --567 en persona y 12.322 representados-- que representaban un 79,77 por ciento del capital. Se ha pronunciado en contra el 0,27 por ciento, mientras que el 0,74 por ciento restante se ha abstenido.

Así lo ha dado a conocer el administrador del FROB Juan Antonio Iturriaga en la recta final de las cerca de seis horas que ha durado la sesión, en la que también se ha dado luz verde a las cuentas anuales --con el 76,78% de los accionistas a favor, el 3,88% en contra y una abstención del 19,34%-- y a la gestión social --con un 7% a favor, un 4,14% en contra y una abstención del 88,86%--.

De hecho, se han aprobado todos los puntos del orden del día tales como la propuesta de aplicación de resultados --con un 76,71% a favor--, la autorización para realizar emisiones de deuda --con un 98,10 por ciento a favor-- y solicitar la admisión a cotización en mercados secundarios de valores --con un 97,89% a favor--, y el informe anual sobre la política de retribuciones de los consejeros --con un 74,47% a favor y una abstención del 21,36%--.

Así, se efectuará una reducción del capital social por valor de 24,6 millones de euros, con lo que éste pasará de 123,1 a 98,5 millones, mediante la disminución del valor nominal de cada una de las 492.528.772 acciones de 0,25 euros a 0,20 euros por acción.

Seguidamente, se ampliará capital hasta un máximo de mil millones de euros a través de una emisión de hasta cinco mil millones de acciones acumulables e indivisibles --también con un valor de 0,20 euros por acción y numeradas correlativamente a partir de la 492.528.773--, en la que los actuales accionistas podrán ejercer su derecho de suscripción para mantener su porcentaje actual a razón de una acción antigua por once nuevas. En caso contrario, éste se diluiría hasta en torno a un 9 por ciento tras esa reestructuración, mientras que el FROB ostentaría el 91 por ciento restante.

En su intervención, el administrador del FROB en Banco de Valencia Juan Antonio Iturriaga ha defendido que se trata de "la mejor solución posible" para "evitar la liquidación" y garantizar la viabilidad de la entidad y puesto que, además, reconoce un valor "acorde a mercado" de la entidad, permite cumplir los ratios de solvencia exigidos con la entrada de esos mil millones del Fondo de Depósitos o el FROB y "preserva claramente los derechos fundamentales de los accionistas", a quienes da derecho de suscripción preferente.

"Comprendo su sentir y su decepción", pero "no hay duda de que es la mejor solución posible", ha dicho a los accionistas, ante quienes ha defendido pacientemente la valoración efectuada y el procedimiento seguido en Banco de Valencia. "No hemos aplicado criterios que sean ni diferentes, ni adversos, ni directos, simplemente los que recogen las normas del Banco de España", ha sentenciado.

"HUECO DE LIQUIDEZ DE 10.000 MILLONES"

Según Iturriaga, la situación patrimonial de la entidad "en este momento es muy delicada", ya que presenta "un hueco de liquidez de 10.000 millones de euros teniendo un balance de entre 21.000 y 22.000 millones de euros". Además, en su detallada réplica a las cerca de 40 intervenciones de accionistas, ha apuntado que "no es descartable que la tasa de morosidad supere ampliamente el 20 por ciento".

En su pronunciamiento inicial ha dicho que "no es el momento de mirar al pasado y analizar las causas" de esa situación y que "hay tiempo" para que "tomen forma y avancen" los procesos pertinentes sobre esa cuestión. De hecho, posteriormente ha anunciado que están "elaborando un informe muy amplio y preciso" y que, en base a ese documento, "en fechas no muy alejadas" iniciarán "alguna acción legal significativa derivada de los hechos y circunstancias" acaecidas en la entidad que ya van "conociendo y documentando progresivamente".

Esas acciones legales se sumarían a la querella que investiga el juzgado de Instrucción número 3 de Valencia, interpuesta por la asociación de accionistas Apabankval contra los miembros del consejo por presunta falsedad contable, administración desleal y delito societario. También se les unirá la acción social de responsabilidad que la junta ha aprobado que se ejerza contra el expresidente José Luis Olivas y Bancaja --a la que representaba en el consejo--, contra el ex consejero delegado Domingo Parra y Bancaja Seguros, contra Antonio Tirado y Valenciana de Inversiones Mobiliarias, y también contra Aurelio Izquierdo, como ex consejero delegado y expresidente.

Esa propuesta ha sido formulada durante la junta por Xavier Sierra y se ha votado de forma separada a la planteada por Diego Muñoz Cobo --abogado encargado de la querella de Apabankval--, que también quería promover la acción social de responsabilidad contra todos los exconsejeros de Banco de Valencia. Antes de proceder a las votaciones, el representante de Bancaja ha comunicado su abstención.

Entre las intervenciones de accionistas, el presidente de la Asociación para Defensa de los Accionistas del Banco de Valencia (Pro Banco Valencia), Vicente Simó, ha culpado a "Bancaja y después BFA" de ser el "único responsable de la mala gestión que ha llevado a esta situación", como accionista principal, y ha pedido al Banco de España que exija responsabilidades, además de reprocharle que no detectase "a su debido tiempo" las "irregularidades" cometidas.

Pro Banco Valencia ha representado en la junta un 10 por ciento del capital --800 accionistas y 500 millones de títulos-- y, para lograr que la entidad "perviva" y al igual de la mayoría de quienes han tomado la palabra, ha votado a favor de la propuesta del FROB, pese a las discrepancias respecto a su valoración de la entidad y a las reiteradas críticas hacia la gestión, la actuación de Bancaja y la responsabilidad del Banco de España en el proceso.

"NO SE ENTIENDE" LA "HUÍDA HACIA ADELANTE" DE BANCAJA

Por su parte, la ex consejera Agnès Noguera ha manifestado que "no se entiende" que el principal socio del banco --Bancaja y después BFA-- "pretenda presentarse como ajeno a la situación" de la entidad en lo que considera "una huída hacia adelante". Además, ha defendido que los consejeros "no ligados a la gestión" son "perdedores de un juego" al igual que el resto de accionistas porque no recibieron ni la "información" oportuna ni la "oportunidad para decidir".

Al futuro socio de referencia, Noguera le pide que "aprecie el valor intangible del banco", al igual que han reclamado multitud de accionistas particulares, quienes han realizado una férrea defensa de la valencianía del banco y han llegado a advertir de las consecuencias que tendría "traicionar" ese sentimiento con una operación a la que algunos han tildado de "estafa" o "expropiación".

INTENTAR QUE EL COMPRADOR ATIENDA A CONSIDERACIONES SUBJETIVAS

Ante esas críticas, Iturriaga ha se ha comprometido a "poner el énfasis máximo" para que los potenciales compradores atiendan a "consideraciones que no se tienen en cuenta en la valoración por no ser objetivas" al conformar su "percepción" acerca de la entidad.

En abril, repartieron el cuaderno de ventas entre las entidades interesadas y recibieron cinco ofertas no vinculantes. En la actualidad, trabajan en la fase de 'due dilligence' y cuando esas entidades acaben de analizar la información, "previsiblemente a mediados o finales de junio", presentarán sus ofertas y el FROB elegirá la mejor en función de su coste para el erario público, así como de la capacidad financiera y de gestión de esas entidades.

Lo más leído

  1. 1

    El Congreso aprueba la propuesta de Podemos para eliminar mensajes de odio en redes sociales

  2. 2

    Podemos pide al Gobierno medidas para vigilar las redes sociales y eliminar de inmediato mensajes de odio

  3. 3

    Entra en vigor el estado de alarma tras su publicación en el BOE

  4. 4

    ¿En que consiste el nuevo estado de alarma? Estas son las principales medidas

  5. 5

    El Gobierno Vasco establece el cierre perimetral de Euskadi y limita la movilidad de personas al municipio