7 de abril de 2020
 
Actualizado 18/10/2012 18:26:00 +00:00 CET

Economía.- Los depósitos a largo plazo registran la rentabilidad más baja en el tercer trimestre, según iAhorro.com

MADRID, 18 Oct. (EUROPA PRESS) -

Los depósitos a largo plazo registraron la rentabilidad más reducida entre julio y septiembre, con retrocesos del 7% en los plazos entre seis meses y un año y del 9,5% en los superiores, según el informe del tercer trimestre del 'Observatorio de Finanzas Personales' de iAhorro.com.

El estudio asegura que, "debido a que aún no ha comenzado a tener efectos la derogación de la normativa Salgado, que despenalizará el interés superior al 4%", los depósitos siguieron "lastrando" el ahorro durante el tercer trimestre del año.

Para el comprador 'online' de productos bancarios, esta normativa "lastra la remuneración del ahorro más seguro al que puede optar el cliente bancario". No obstante, el economista de la compañía Pau A. Monserrat ve "previsible" que en el último trimestre del año la rentabilidad de los plazos fijos "suba de forma acentuada, con numerosas ofertas por encima del 4%".

"La incógnita es si alguna entidad financiera se atreverá a romper el mercado en el último tramo de 2012 con un depósito que alcance el 5% TAE a un año", sostiene Monserrat. Para iAhorro.com, la derogación de ese real decreto "beneficiará al ahorrador con productos seguros garantizados por el Fondo de Garantía de Depósitos".

Sin embargo, el informe resalta que los productos a corto plazo "sí han experimentado los efectos beneficiosos del fin de la normativa, con un notable incremento del 14,9% en los depósitos de hasta un mes de plazo, y un aumento del 4,6% en los de hasta tres meses de vencimiento".

LA BANCA 'ONLINE', LA MÁS COMPETITIVA

La firma compradora de productos bancarios subraya que la banca 'online' "volvió a ser la más competitiva entre julio y septiembre, reafirmando así la tendencia marcada en el primer semestre".

En cuanto a los préstamos hipotecarios, para el economista de iAhorro.com, los datos que arroja el informe "no son explicativos de la realidad hipotecaria debido a la reducción preocupante de la información de la oferta en las entidades".

Según Monserrat, "bajo el argumento de que ofrecen hipotecas con condiciones particulares por cliente, los bancos esconden los tipos de interés reales porque son muy altos".