Afectados por preferentes afirman que "la inmensa mayoría" no sabía qué compraba

Actualizado 13/07/2012 16:30:04 CET

Advierten de que continuarán con las protestas

SANTIAGO DE COMPOSTELA/LUGO, 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

Afectados por las preferentes insisten en que "la inmensa mayoría" de los clientes con este tipo de producto desconocía las características de lo que adquiría y han considerado que la petición de perdón por parte de los actuales responsables de Novagalicia Banco "llega tarde" y que es "un paripé".

Así lo ha dicho en declaraciones a Europa Press uno de los miembros de la junta directiva de Adicae, Javier Blancas, quien ha considerado que "es de agradecer" que se disculpen, pero cree que el gesto "llega tarde" y que la entidad tendría que haber devuelto el dinero cuando podía, puesto que en su situación --controlada por el Estado-- necesita autorizaciones tanto del Estado como de la Unión Europea para aplicar soluciones.

Portavoces de varias plataformas de afectados han avanzado que continuarán con las movilizaciones pese a todo. Además, uno de los integrantes de la recién constituida Plataforma de Afectados por las Preferentes de Lugo, Ángel Vidal, ha considerado "un paripé" la campaña iniciada por el presidente y el consejero delegado de NCG Banco, José María Castellano y César González-Bueno, para pedir perdón por colocar preferentes de forma incorrecta y por otros errores de la etapa anterior. El gesto, añade, es "inútil" y la entidad "debería devolver el dinero a la gente y luego pedir perdón".

Castellano ha considerado este viernes, en una entrevista a la Radio Galega, que son "mayoritarias" las personas que sí eran "conscientes" de lo que compraban, si bien destaca que "es un colectivo muy importante el que no era consciente" y "no era un inversor adecuado para este instrumento".

Respecto a estas palabras, Javier Blancas, de Adicae, la asegurado que los afectados que han acudido a esta asociación eran "la inmensa mayoría" personas que "no sabían lo que compraban" y creían que se trataba de un producto que permitía recuperar el dinero "en 48 horas". De hecho, al principio era así, ha agregado y ha señalado que "difícilmente" los clientes conocían que tomaban un título de deuda perpetua, cuando los "ni los propios directivos podían dar una buena definición".

"Afirmar que es una minoría --los que no eran conscientes-- es una barbaridad. Hay situaciones escandalosas, personas de más de 90 años, con discapacidades, hay casos esperpénticos", ha destacado. El "fraude", a juicio de Adicae, "se extiende mucho más", puesto que la comercialización no se hizo con anuncios en las oficinas que ofrecían preferentes, ha dicho, sino vendiendo los productos directamente a "clientes habituales de cuentas corrientes o de depósitos".

Entre las plataformas de afectados la iniciativa para pedir perdón ha sido acogida con críticas. El portavoz de la plataforma de Lugo ha insistido en que se trata de "un paripé para que la gente le duela menos lo que le han robado". "Eso no es ningún tipo de solución", ha protestado.

Además, ha negado que quienes suscribieron preferentes llegasen a recibir intereses del 7%. Según los casos que conoce, la cifra oscilaba entre el 2% y el 3%. En el mismo sentido, uno de los representantes de la plataforma de O Rosal-Tomiño, una de las zonas con más casos, Argimiro Martínez, ha asegurado que puede demostrar "con papeles" que nunca ingresó más de un 2,25% de interés. "Por mis manos pasaron miles de preferentes y puedo decir que nunca vi un 7% de interés", ha señalado.

MÁS PROTESTAS

Martínez ha sostenido que "el 99,9%" de las personas no sabían lo que compraban y ha argumentado que en la zona de O Rosal los directores de oficinas "iban por las casas para convencer a la gente" y les decían "que era como un depósito". En la comarca, ha añadido, han considerado que pedir perdón es "denigrante" y advierten de que continuarán con las protestas e irán a todos los actos que convoque la Xunta en estos municipios para "boicotearlos".

De hecho, varias plataformas se han trasladado este viernes a Boiro (A Coruña), en donde han protestado y han reclamado que les devuelvan el dinero íntegramente. La portavoz de la agrupación de Arousa Norte ha considerado que la campaña de Novagalicia "es una burla" y ha pedido que devuelvan el dinero "ya".

Además, ha insistido en que entre la gente que conoce "no había nadie que supiese lo que compraba". En su caso, ha ejemplificado, pidió por teléfono a la oficina renovar un depósito a plazo fijo, pero finalmente firmó un documento, que dice no haber leído, en el que tomaba participaciones preferentes.

CRÍTICAS DE LA CIG

También la sección sindical de la CIG en Novagalicia Banco ha criticado la campaña para pedir disculpas, pues la consideran "una campaña publicitaria", pero juzgan que "no es real". La reacción de algunos clientes, relatan, "no se hizo esperar" en las redes sociales y los comentarios "son demoledores".

"La clientela afectada por las preferentes continúa con las protestas al grito de 'no pidas perdón, danos solución'", destaca la CIG, que traslada también su actitud "crítica".