Actualizado 17/12/2013 21:54 CET

El Banco de España advierte de la escasa migración de España hacia la Zona Única de Pagos en Euros

Recursos del Banco de España
EUROPA PRESS

MADRID, 29 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Banco de España ha advertido de la escasa migración de transferencias y adeudos domiciliados en España a las nuevas reglas de la Zona Única de Pagos en Euros, más conocida como SEPA por sus siglas en inglés, 'Single Euro Payments Area'.

Según fuentes del organismo, la migración de transferencias SEPA en España se situó en septiembre en el 55,3%, y la migración de adeudos domiciliados por el sistema SEPA en tan sólo el 0,24%, datos que preocupan al Banco de España por la proximidad de la fecha límite para la transición hacia los nuevos sistemas de pago electrónicos, fijada para el 1 de febrero de 2014.

"Hay que migrar a los formatos y adeudos al sistema SEPA, porque los sistemas antiguos se apagarán y llevamos muy poco camino recorrido", han explicado. Asimismo, desde el Banco de España han alertado de los posibles "cuellos de botella" si se deja la migración para los últimos días de enero y de la poca conciencia que hay sobre esta migración. "Si no se cambia, los que cobran por adeudos no cobrarán y se podría producir una situación del que no cobra no paga", han advertido.

En especial, preocupa la situación de las pequeñas y medianas empresas que "tienen otros problemas y no están enterados de la SEPA, y todo aquel que cobra o los usuarios de servicios de pago deben adaptarse a la Zona Única de Pagos en Euros. Las administraciones públicas también están en la agenda del Banco de España por su escasa adaptación, aunque esperan que éstas lleguen a tiempo.

Por otro lado, el Banco de España ha puesto en valor la alta adaptación, próxima al 100%, de los servicios de pago electrónico a través de tarjetas TPVs y cajeros en España. "La adaptación de las entidades de crédito se ha completado con éxito", han afirmado.

A pesar de la proximidad de la fecha para la migración a la SEPA, existen algunas exenciones hasta el 1 de febrero de 2016 para la aplicación del formato XML en la mensajería para las empresas, la conversión de CCC en IBAN que podrán ofrecer de manera gratuita las entidades a los consumidores, y para ciertos productos de financiación de pymes, como los anticipos de crédito y los recibos procesados como efectos de comercio que subsistirán con los nuevos productos.

La SEPA es una iniciativa cuyo objetivo es crear un mercado único para pagos en euros donde los ciudadanos puedan operar en toda la zona desde una cuenta bancaria única, utilizando un único conjunto de instrumentos de pago sin distinción entre pagos nacionales y transfronterizos. El portal www.sepaesp.es se puede visitar para más información.

El nuevo sistema facilita la internacionalización de la actividad de las empresas, la reducción de los costes administrativos y la mejora en la gestión de la tesorería. Por su parte, para las administraciones públicas supondrá un paso más para la modernización, ayudará en la contención del gasto público y apoyará la movilidad de los ciudadanos.

Por último, para los consumidores supondrá una oferta de servicios más amplia, específica y a menores precios, y una mayor seguridad, protección y transparencia gracias al avance en el uso de instrumentos de pago electrónico.