Economía/Finanzas.- Caja de Guadalajara redujo su beneficio en 2008 un 22%, hasta los 8,4 millones, por provisiones

Actualizado 12/02/2009 16:00:35 CET

El presidente de la entidad financiera asegura que sigue apoyando "a nuestros clientes" y financiando "todos los proyectos viables"

GUADALAJARA, 12 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Caja Guadalajara, José Luis Ros, aseguró hoy que la entidad bancaria ha cerrado el ejercicio de 2008 con un beneficio antes de impuestos de 8,4 millones de euros, y que el destino de 22 millones de euros para afrontar riesgos futuros supone renunciar a ofrecer mejor resultado que el ejercicio anterior por asignar a provisiones un 319% más que el año pasado.

Este es el motivo, según indicó en rueda de prensa acompañado del director general, Alejandro García, y del subdirector general, Ángel Chicharro, de que, junto a la ausencia de extraordinarios, el beneficio antes de impuestos se haya reducido un 22%.

La situación económica del entorno donde la Caja lleva a cabo su negocio no ha escapado a la crisis nacional e internacional que se acusa en múltiples sectores además del financiero.

A pesar de ello, el volumen de balance gestionado por Caja de Guadalajara se ha incrementado un 15%, superando los 1.500 millones de euros.

"Hace dos años nos hacíamos eco de haber rebasado los 1.000 millones, y superar con holgura los 1.500 nos permite afrontar este ejercicio, que va a ser difícil, pero desde una posición sólida y con garantías de éxito en esta travesía excepcional", explicó el presidente durante su comparecencia.

Los créditos a la cliente la han aumentado en 139 millones de euros durante los últimos doce meses, incremento que en términos relativos ha supuesto un crecimiento del 12,5%.

Al término del año los créditos a la clientela ascendían a 1.246 millones de euros. "El crecimiento del crédito está relacionado con la economía y si ésta se contrae es difícil que la financiación pueda incrementarse a los ritmos de antes", señaló el director general, Alejandro García.

APOYO Y FINANCIACIÓN

En este sentido, añadió que "desde Caja de Guadalajara seguimos apoyando a nuestros clientes y financiamos todas los proyectos viables. Toda la demanda de crédito solvente seguimos atendiéndola, como no puede ser de otro modo. Ese, fundamentalmente, es nuestro negocio".

El director general de Caja de Guadalajara quiso destacar durante la presentación de resultados del pasado ejercicio el buen comportamiento de la red comercial. En la comparativa anual, la Caja ha conseguido aumentar en 2,2% su cuota de mercado en el ámbito de actuación, pasando del 26,5% en diciembre de 2007 a una cuota del 28,7% a finales del año pasado.

En cuanto a los principales márgenes de la cuenta de resultados de la Entidad cabe señalar que el margen ordinario se ha incrementado un 0,4%, y han disminuido el margen ordinario y el de explotación, un 1,8% y 15,3%, respectivamente.

Las líneas rigurosas establecidas por la Entidad para el control del riesgo han permitido que la morosidad se sitúe en 3,84%, ratio que sitúa a la Caja en la media del sector financiero español. La solidez de la cuenta de resultados de Caja de Guadalajara ha contribuido a incrementar las provisiones y mantener unos excelentes niveles de cobertura.

RESPONSABILIDAD SOCIAL

Durante la presentación de resultados del pasado año se hizo hincapié en la relevancia de Caja de Guadalajara dentro del ámbito empresarial en la provincia donde la Caja es una de las mayores empresas en la creación de trabajo estable, como lo demuestran los 310 empleados que a día de hoy forman su plantilla, pero de modo indirecto son otras 300 las personas que a diario realizan trabajos adicionales para la Caja.

El volumen de negocio que registra Caja de Guadalajara tiene una importante repercusión social a través de los impuestos que abona en la provincia. En la actualidad a través del impuesto de sociedades, de bienes inmuebles, por IAE e IVA, la Caja abona casi 5 millones de euros anuales.

El presidente de Caja de Guadalajara resaltó el buen hacer de los componentes de la Comisión de Buen Gobierno y Transparencia, en cuyo informe anual elevado a la Asamblea General se señalaba que "tras la recepción de la correspondiente información ha constatado que los márgenes generales de la actividad de la Caja son positivos y denotan eficacia y buen hacer en las actuaciones de la Entidad".

En ese mismo informe "se ha congratulado --la Comisión-- de la campaña de imagen que se está llevando a efecto y de la posibilidad dada a la clientela de señalar su preferencia en el destino de los fondos de la Obra Social, lo que espera se conjugue con las acciones ya iniciadas y propuestas".

El presidente de la Caja agradeció a los clientes la buena acogida de la campaña "5 aes, 5 alientos vitales" y confió en que con iniciativas como ésta "la Obra Social la perciban más cercana y propia nuestros clientes y puedan presumir de sus actividades por resultar útiles y valiosas a la sociedad".