Actualizado 25/10/2007 21:17 CET

Economía/Finanzas.- Caja Vital obtuvo un beneficio neto de 45,1 millones hasta septiembre, un 11,04% más

VITORIA, 25 Oct. (EUROPA PRESS) -

Caja Vital Kutxa logró en los nueve primeros meses del año un beneficio neto de 45,1 millones de euros, un 11,04% más que en el mismo periodo de 2006.

La entidad cerró el mes de septiembre con un crecimiento en todas sus líneas de negocio, según anunciaron hoy el presidente de la entidad, Gregorio Rojo, y el director general, Joseba Barrena, durante la reunión de la Asamblea General Ordinaria de la Caja, celebrada esta tarde en Vitoria.

Ambos responsables de la entidad informaron de que en el activo, los créditos a clientes ascendieron a 5.950 millones de euros, lo que supone un incremento del 16,16% con respecto a septiembre de 2006, y en la línea de crecimiento prevista para diciembre de 2007.

Según explicaron, este buen resultado ha sido posible gracias a un mantenimiento del índice de morosidad en el 0,67%, un porcentaje mejor que el de la media del sector de las cajas, que se situó en septiembre en el 0,80%, "y más favorable, incluso, que el recogido en los balances de algunos bancos cotizados".

En este punto, destacaron que Caja Vital ha dotado los fondos de provisión de insolvencias, a 30 de septiembre de 2007, con 18,7 millones de euros, frente a los 13 millones del mismo periodo en 2006. "Esta medida obedece a criterios de máxima cobertura para mantener la solidez de la entidad ante un eventual agravamiento del mercado hipotecario", indicaron.

En el apartado de la captación de recursos, el total de acreedores registró un aumento interanual del 12,80%, con un saldo a septiembre de 6.537 millones de euros.

Con relación a la cuenta de resultados consolidados del Grupo Caja Vital, el margen ordinario creció un 14,32% y el resultado neto final superó los 45 millones de euros, un 11,04% más que en septiembre de 2006, y muy por encima de los objetivos recogidos en el Plan de Gestión de la Entidad para 2007.

Asimismo, se registró otra "excelente" mejora del índice de eficiencia, que se sitúa en el 46,06%, "superando con creces el objetivo para final de año, fijado en el 48,13%".

"TURBULENCIAS FINANCIERAS"

El presidente de Caja Vital manifestó que "pese al positivo balance de la entidad al cierre de septiembre, estamos asistiendo en los últimos meses a la aparición de un episodio de turbulencias financieras que está afectando a la confianza en el sistema".

"Se ha producido un estrechamiento de la liquidez en los mercados financieros y se ha generado una situación de incertidumbre, ante el desconocimiento del alcance y los efectos que pueden tener los movimientos del sistema financiero sobre la economía real", detalló.

Sin embargo, señaló que "pese al estrechamiento de la liquidez", una reciente operación realizada por la Vital a primeros del mes de octubre "puso de relieve que la solvencia y la apreciación del mercado hacia los productos de la entidad alavesa permanecen intactos".

Rojo explicó que el mercado financiero acogió "de forma satisfactoria" una nueva emisión de Bonos de Tesorería de la Caja de Ahorros de Vitoria y Alava, por un importe total de 150 millones de euros.

"La emisión gozó de tan excelente recibimiento, que se cerró sin ninguna dificultad y con anterioridad a la fecha límite de suscripción. En concreto, los títulos, por un importe nominal cada uno de 100.000 euros, fueron adquiridos en el breve periodo de tiempo de cinco horas", dijo.

El presidente citó como el origen de esta crisis "el aumento de la morosidad en las hipotecas de alto riesgo en Estados Unidos, las conocidas como hipotecas 'subprime', que conceden préstamos a individuos con un perfil de riesgo elevado".

"La extensión de las perturbaciones al conjunto del sistema internacional ha provocado un descenso de las valoraciones y un importante aumento de la volatilidad de los mercados bursátiles, así como un incremento de las primas de riesgo crediticio exigidas en los mercados de renta fija", aseguró.

A su juicio, esta situación "parece que se está normalizando de forma gradual", aunque lamentó que ya ha tenido su incidencia en la confianza de los inversores y del resto de agentes económicos.

CICLO EXPANSIVO

A pesar de todo esto, Rojo consideró que España "sigue estando dentro de un ciclo económico expansivo" y que las previsiones fijadas por el Gobierno para el próximo ejercicio continúan en esa senda de crecimiento por encima de la media europea.

En este sentido, añadió que existe una previsión del PIB para 2008 que se cifra en el 3,3% y un nivel de inflación del 2,5%, con un diferencial de precios de medio punto sobre el conjunto de países de la UE y con tendencia a estrecharse.

"El País Vasco y Alava se enmarcan dentro de esa dinámica e incluso presentan mejores perspectivas económicas que la media española, por las características propias y diferenciales de sus aparatos productivos", afirmó.

Además, destacó el "menor empuje de la inversión residencial" que, al igual que en el consumo privado, "se ha visto afectada por el aumento de los tipos de interés y las menores expectativas de revalorización de las viviendas".

Ante esto, el presidente consideró que "el escenario más probable para los próximos meses es de continuidad en la moderación gradual de la demanda interna y de crecimiento del PIB", y dijo que con esta situación de incertidumbre de los mercados "aquellas entidades que hayan asumido políticas de crecimiento y crediticias más agresivas se van a ver más expuestas a los vaivenes de la situación económica, que aquellas que han sido más prudentes en la aplicación de esas políticas".

El presidente de Caja Vital apostó por una gestión de riesgos "eficaz, integral y avanzada" como garantía de una gestión "seria y profesional", que "garantice los necesarios ratios de rentabilidad y solvencia", al tiempo que lanzó un mensaje de "tranquilidad" ante la situación de los mercados financieros.

Sin embargo, señaló que ese mensaje "no está exento de la máxima prudencia ante la incertidumbre en la que nos encontramos", una incertidumbre que, en su opinión, "siempre está presente en el desarrollo de cualquier actividad empresarial y financiera".

A pesar de todo esto, anunció que Caja Vital "va a seguir operando en los mercados con normalidad, atenta a todas las señales que surjan de los mismos, y aplicando la misma política de prudencia, rigor y eficiencia que caracteriza a esta casa".