Economía/Finanzas.- El Consejo Consultivo anunciará esta semana su dictamen sobre el proceso electoral en Caja Madrid

Actualizado 02/02/2009 10:04:20 CET

Beteta iniciará el análisis de los estatutos presentados por la entidad, que prevén ser aplicables sólo a futuros procesos

MADRID, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Consejo Consultivo de la Comunidad de Madrid dará a conocer esta semana el dictamen encargado por el consejero de Economía y Hacienda, Antonio Beteta, sobre cuál es la ley aplicable al "proceso electoral 2009" en Caja Madrid para elegir a los Consejeros Generales de la Asamblea General por parte de los sectores representativos de las corporaciones locales, la Asamblea regional y las entidades representativas.

El Consejo Consultivo de la Comunidad de Madrid, órgano homologable al Consejo de Estado en el ámbito nacional, está presidido por Mariano Zabía, ex consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, y de él forman parte, como consejeros profesionales independientes, ex altos cargos de la administración regional como Jesús Galera, Ismael Bardisa, Fernando Merry del Val (PP), Pedro Sabando y Cristina Alberdi (PSOE) y Rosario Laina.

Beteta apostó por que se conozca la opinión del máximo órgano consultivo de la Comunidad de Madrid para "verificar el acierto de la actuación administrativa y mejorar la protección de los derechos de los ciudadanos" y así dar la "máxima seguridad jurídica y transparencia a todos los administrados de Caja Madrid".

ANÁLISIS DE LOS ESTATUTOS

Por otra parte, el consejero empezará el análisis de los estatutos de Caja Madrid enviados por el consejo de administración, que incorporan las modificaciones básicas establecidas por la Ley de Cajas de Ahorros de la Comunidad de Madrid aprobada a comienzos de año, aunque establecen que sólo serán aplicables a futuros procesos electorales.

El texto completo, así como el Reglamento, debe ser ahora analizado por el consejero para su visto bueno en un plazo de 15 días, en el marco del cual puede incluir las modificaciones que considere oportunas para hacer cumplir la Ley. Fuentes del Gobierno regional ven, a priori, elementos discordantes en cuanto al rechazo a su aplicación al proceso electoral en curso y a las posibilidades de reelección del presidente después de cumplidos dos mandatos.

Las modificaciones que incorpore Beteta a los estatutos serán remitidas de nuevo al consejo de administración. Finalmente, la asamblea general deberá votar el texto por dos tercios de los 320 consejeros. En el caso de que rechazara el documento, la Consejería siempre podría imponerlo a los órganos de gobierno de la entidad, pero sería un hecho sin precedentes en la historia.

Según el documento, al que tuvo acceso Europa Press, la disposición transitoria primera establece que los presentes estatutos "serán de aplicación a los procesos electorales iniciados a partir de su entrada en vigor, de conformidad con lo previsto en el artículo 2.1 del Reglamento electoral". No serán aplicables, por tanto, al proceso de elección de consejeros generales que culminará en septiembre próximo y que llevará a la elección de presidente de la entidad. Hasta ahora, ya se han elegido a los representantes de los clientes (impositores) y empleados de la caja, y falta designar a los designados por la Asamblea de Madrid, las Corporaciones Municipales y las entidades representativas.

Según fuentes cercanas al Gobierno regional, este punto entraría en conflicto con la nueva Ley, que establece que será de aplicación a las elecciones que, a su entrada en vigor, no hubieran concluido plenamente mediante el nombramiento correspondiente.

Asimismo, una segunda disposición transitoria prevé que en 2009 "quede realizada" la elección de los consejeros generales de los sectores de las Corporaciones Municipales, Patronato Real como Entidad Fundadora, Asamblea de Madrid y Entidades representativas, así como la renovación de los miembros del consejo de administración y de la Comisión de Control. Ello supone la renovación completa de los órganos de gobierno de la caja de ahorros para un nuevo periodo de 6 años, lo que aplazaría cualquier cambio a 2015.

En este sentido, incorpora una disposición transitoria específica para la "reelección en caso de cumplimiento del periodo máximo de mandato" para señalar que a los consejeros generales y vocales del consejo que se encontraran en ejercicio de su cargo a la entrada en vigor de la Ley 4/2003 de Cajas de Ahorro de la Comunidad "les resultará de aplicación lo previsto en su Disposición Transitoria Quinta conforme a lo establecido con carácter básico en la Disposición Transitoria Décima de la Ley 44/2002, de 22 de noviembre, de medidas de Reforma del Sistema Financiero". De este modo, se abre la puerta a la reelección del presidente de la entidad, Miguel Blesa, para un nuevo periodo de seis años que vendría a sumarse a los 12 años al frente de la cuarta entidad financiera del país.

Por otra parte, en cuanto al conflicto presentado por el alcalde de la capita, Alberto Ruiz Gallardón, el texto salido del Consejo de Administración incorpora la previsión incluida en la Ley de Cajas de que a "ninguna corporación local podrá corresponder más del 30 por ciento 100 de los consejeros generales integrados en este sector", frente al 70 por ciento que ostenta el Ayuntamiento de Madrid hasta ahora.

No obstante, el borrador recoge en otra disposición transitoria que la representación en la Asamblea General de los sectores de Corporaciones Municipales e Impositores (clientes) deberá tener en cuenta el principio de igualdad, proporcional a las cifras de depósitos entre las diferentes comunidades autónomas, dentro del porcentaje atribuido a cada uno de los sectores, eso sí, "pudiéndose establecer por la comisión electoral criterios de ponderación para mejorar la representatividad en estos sectores, de acuerdo con el ámbito geográfico de actuación de la Caja".