Actualizado 13/03/2007 16:02 CET

Economía/Finanzas.- Un consorcio formado por el Santander, Finpro y ABN Amro adquiere la británica Cory por 900 millones

LISBOA, 13 Mar. (de la corresponsal de EUROPA PRESS, Patricia Ferro) -

El consorcio integrado por Capital Riesgo Global, controlada al 100% por el Banco Santander, la portuguesa Finpro y ABN Amro Infrastructure Capital Management Limited ha adquirido la británica Cory environmental Holsings Limited, empresa responsable por el tratamiento de basuras en Londres, al fondo de inversiones Montagu por 900 millones de euros, anunció hoy la empresa lusa en comunicado.

Capital Riesgo Global, Finpro, ABN Amro Infrastructure Capital y Management Limited invirtieron, en partes iguales, cerca de 900 millones de euros en el negocio, financiados tanto por fondos propios como por la deuda bancaria, siendo Barclays Capital y Dresdner Kleinworth Limited las entidades financieras envueltas en la operación.

Horacio Roque, Américo Amorín y la estatal Caixa Geral de Depósitos son los principales accionistas de Finpro, y participan con un tercio en la adquisición de Cory a través de 'Viking consortium Holdings Limited'.

Los asesores han sido el banco Dresdner Kleinworth y la sociedad de servicios financieros Gleacher Shacklock, mientras que el asesoramiento jurídico corrió a cargo de la sociedad de abogados Clifford Chance.

Cory tiene la concesión a largo plazo de la gestión, transporte y tratamiento de basuras de Londres con siete autoridades locales; posee y opera diversos basureros en la región de la capital inglesa, y además tiene licencia para construir una gran unidad de incineración en Riverside, en los alrededores de Londres.

La empresa portuguesa explica que se espera que la industria de basuras en el Reino Unido crezca a una tasa elevada en los próximos años, ya que en la actualidad hay una clara escasez de basureros, lo que implica que las tarifas de utilización crezcan por encima de la inflación, por lo que el negocio ha generado, y seguirá haciéndolo, flujos de caja estables y previsibles.

"Teniendo en cuenta que la legislación del Reino Unido impone un ajustado régimen regulador, con exigentes y demorados procesos de aprobación para nuevas unidades de tratamiento, la posición competitiva de Cory es inusual, tanto por la concesión que tiene, como por el hecho de ser la única empresa que puede transportar la basura por el río Támesis, y que está desarrollando una de las mayores unidades de incineración del país", afirma Finpro en el comunicado.