Actualizado 17/10/2008 20:23 CET

Economía/Finanzas.- ING afirma que no tiene problemas de liquidez, aunque reconoce que "no es inmune a la crisis"

El grupo prevé que las turbulencias financieras acarreen una pérdida neta de 500 millones en el tercer trimestre

MADRID, 17 Oct. (EUROPA PRESS) -

El consejero delegado del grupo ING, Michel Tilmant, aseguró hoy que la situación de liquidez de la entidad está "en linea con los objetivos, a pesar de las turbulencias de los mercados financieros", y que su actividad comercial es sólida.

Tilmant afirmó en un comunicado que "el modelo de negocio de ING es bueno y se sostiene en la fortaleza de su franquicia", si bien reconoció que la entidad "no es inmune" a la crisis financiera, que está teniendo efectos negativos "incluso en las compañías más sanas".

Las declaraciones del consejero delegado se producen después de que las acciones del banco holandés llegaran a desplomarse un 20% en Bolsa, arrastradas por rumores de mercado sobre una posible falta de liquidez, que podría obligar a la entidad a realizar una ampliación de capital.

"Continuamos sirviendo los intereses de nuestros clientes como un socio de fiar en estos momentos de turbulencias", dijo Tilmant, quien resaltó que la crisis financiera que se ha apoderado de los mercados de todo el mundo "no tiene precedentes".

"Nuestro enfoque a largo plazo, la disciplina de negocio y la prudente gestión del riesgo y del capital nos guiarán en el futuro", sostuvo el consejero delegado.

IMPACTO EN SUS RESULTADOS.

Según los cálculos que maneja ING, la crisis financiera y la caída de precios de los activos ha impactado "inevitablemente" en los resultados del tercer trimestre por un valor total aproximado de 1.600 millones de euros antes de impuestos, mientras que las provisiones han crecido hasta 400 millones de euros.

En este sentido, Tilman adelantó que, a falta de confirmación, las estimaciones preliminares apuntan a que estas cifras supondrán una pérdida neta de 500 millones de euros en el tercer trimestre, cuyos resultados definitivos se darán a conocer el próximo 12 de noviembre.

Por otro lado, el consejero delegado recordó que la entidad acoge favorablemente los pasos dados por el Gobierno holandés para restablecer la confianza y la estabilidad del sistema financiero, y que ING actuará con prudencia y disciplina en interés de sus accionistas.