Economía/Finanzas.- LCH.Clearnet rebaja las garantías exigidas para operar con deuda española

Actualizado 27/06/2014 9:50:47 CET

LONDRES, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

La cámara de compensación independiente LCH.Clearnet ha rebajado las garantías exigidas para operar con deuda española, según ha informado la institución francobritánica, que también ha relajado las condiciones impuestas en la negociación de los distintos vencimientos de deuda italiana, mientras que ha elevado el coste de negociar en dos tramos de deuda de Francia.

La relajación de garantías afecta a todos los tramos de vencimiento de deuda española, que oscilan entre 1 mes y 30 años, y se produce a raíz de la mejoría registrada en los costes de financiación de la deuda española, que ha llegado a caer a mínimos históricos.

Así, LCH.Clearnet ha rebajado 5 puntos básicos las garantías exigidas para la toma de posiciones en letras con vencimiento hasta 3 meses, mientras que ha recortado en 10 puntos básicos el interés para operar con vencimientos entre 3 y 9 meses, hasta el 1,20%.

En el caso del papel con vencimiento entre 1 y 2 años, la rebaja de la entidad ha sido de 20 puntos básicos en ambos casos, situándose en 1,90% y el 3,20%, respectivamente, mientras que en el caso de los bonos a 3 años la garantía exigida queda situada en el 4,50%, frente al 5% anterior.

Para vencimientos a más largo plazo, LCH.Clearnet impone una garantía del 5,75% para operar con vencimientos hasta 4 años, frente al anterior 6,40%, mientras que para bonos entre 5 y 7 años el interés baja al 7% desde el anterior 7,80%.

Asimismo, la entidad ha revisado a la baja en 90 puntos básicos las garantías exigidas para adoptar posiciones en deuda española cuyo vencimiento oscile entre los 7 y los 10 años, hasta el 9%, mientras que en las obligaciones hasta 15 años y 30 años la exigencia se sitúa en el 11,50% y el 18%, respectivamente, un punto porcentual por debajo del nivel precedente.

Por otro lado, la cámara de compensación decidió rebajar también las condiciones impuestas para negociar en todos los tramos de vencimiento de la deuda de Italia, mientras que ha rebajado la exigencias para los vencimientos amás corto plazo de la deuda de Francia, mientras ha mantenido estable los demás tramos, salvo los vencimiento de entre 5 y 7 años y los de entre 30 a 50 años, que suben 25 y 100 puntos básicos respectivamente.