Economía/Finanzas.- Merkel y Sarkozy proponen una iniciativa europea para mejorar la transparencia de los mercados

Actualizado 10/09/2007 19:58:07 CET

MESEBERG (ALEMANIA), 10 Sep. (EP/AP) -

El presidente francés, Nicolas Sarkozy y su homóloga alemana, Ángela Merkel propusieron hoy una iniciativa conjunta europea para una mayor transparencia en los mercados financieros tras las turbulencias registradas el pasado mes por la crisis del 'subprime'.

El presidente francés urgió el pasado mes de agosto a los países industrializados a mejorar el control de los mercados financieros internacionales a través de una carta remitida a Merkel y otros mandatarios durante el punto álgido de la crisis de volatilidad del mercado.

"Es un deseo común el conseguir más transparencia en los mercados financieros", señaló Merkel en respuesta a esta carta, tras un encuentro informal con el presidente francés en Berlín.

"Pienso que debemos a la gente de nuestros países la existencia de condiciones justas para la negociación y competición", declaró la Canciller alemana, que señaló que la transparencia de los mercados internacionales es una "preocupación de ámbito europeo".

Sarkozy reclamó a los países industrializados que investiguen el papel de las agencias de calificación en la identificación de los riesgos que conducirían a crisis financieras.

"Yo apuesto por la globalización, no por la economía de la especulación", aseguró el presidente francés en una rueda de prensa conjunta con Merkel. "La verdadera economía de mercado está basada en transparencia y reciprocidad", aseveró.

Ambos mandatarios emitieron un comunicado conjunto tras su reunión en el que destacaron que "los mercados abiertos son la garantía de la prosperidad y el desarrollo de Europa".

"Sin embargo, nos hemos percatado de que las barreras no arancelarias para el comercio y la inversión y el uso de malas prácticas en el marco económico mundial, como la influencia política en materia de tipos de interés, han alcanzado una escala inquietante", concluye el comunicado.

Aunque no hace referencia explícita al país, el hecho es que China se encuentra en el centro de las críticas internacionales por el valor de su moneda, el yuan.