Actualizado 27/06/2007 17:35 CET

Economía/Finanzas.- El número de españoles con grandes patrimonios creció un 6,1% en 2006, hasta 157.800 particulares

Europa registra el mayor crecimiento de la riqueza desde el año 2000

MADRID, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

El número de españoles con grandes patrimonios (personas con activos financieros netos superiores a un millón de dólares --750.000 euros-- excluyendo primera vivienda y consumibles) aumentó un 6,1% durante el 2006, hasta alcanzar los 157.000 particulares, según se desprende del informe sobre la riqueza en el mundo de Merrill Lynch y Capgemini presentado hoy en rueda de prensa.

El presidente y consejero delegado de Merrill Lynch Banca Privada para Iberia, José María Ortega, aseguró que el crecimiento "fuerte, interesante, sano y sostenido" del PIB español durante el pasado ejercicio (+3,5%) ha sido uno de los factores clave para elevar el número la riqueza en España.

Asimismo, indicó que crecimiento del empleo, la expansión de la renta variable española, la capitalización bursátil (que superó el billón de euros) y el incremento de la inversión empresarial en 2006 contribuyeron "significativamente" al desarrollo de la riqueza.

Según el informe, Europa aumentó en un 6,4% el número de personas con patrimonios elevados, ya que 2,9 millones de particulares acumularon una riqueza de más de 10 billones de dólares --7,4 billones de euros-- (+7,8%), lo que representa el mayor incremento desde el año 2000.

RÉCORD EN RIQUEZA DE PARTICULARES

Globalmente, la riqueza conjunta de los particulares en 2006 alcanzó cifras de crecimiento récord elevándose hasta los 37,2 billones de dólares --24,32 billones de euros--, un 11,4% más que en el ejercicio anterior. Y el número de particulares con grandes patrimonios creció un 8,3%, hasta los 9,5 millones de personas.

Por otro lado, Ortega matizó que el número global de personas con patrimonios "muy elevados" (personas con activos financieros de más de 30 millones de dólares, 22,32 millones de euros) se situó en 2006 en 94.970 individuos, lo que supone un crecimiento del 11,3% respecto al año anterior.

ÁFRICA EL MAYOR INCREMENTO

A la cabeza en la variación porcentual del número de grandes patrimonios se sitúa África, con un incremento del 12,5%, seguida de Oriente Medio (+11,9%), Latinoamérica (10,2%), Asia-Pacífico (+8,6%), Europa (+6,4%) y Norteamérica (9,2%).

El consejero delegado de Merrill para Iberia indicó que los dos principales motores de la creación de riqueza en todo el mundo fueron el desarrollo de la economía en 2006 (+5,4%), encabezado por Europa Oriental y Asia-Pacífico, y el crecimiento acelerado de la capitalización bursátil mundial durante el pasado ejercicio.

"Aunque no lo esperábamos, todas las bolsas mundiales tuvieron un capitalización estupenda en 2006 después de su estabilización de 2005", dijo Ortega.

Además aseguró que los "fuertes ritmos de crecimiento" de los mercados emergentes impulsaron el desarrollo global de la riqueza y la economía, ya que continuaron imponiéndose al resto del mundo, sobre todo países en como China e India, que en 2006 registraron incrementos del PIB de 10,5% y el 8,8% respectivamente.

En este sentido, destacó que estas economías emergentes demostraron su solidez a través de un crecimiento continuo del número de particulares con patrimonios elevados. Los mayores incrementos se registraron en Singapur (21,2%) e India (20,5%).

China y Rusia también figuran entre los diez países con mayor crecimiento en el número de ricos, con incrementos del 7,8% y del 15,5% respectivamente, así como Brasil e India, que demostraron su fortaleza con el consumo privado en el mercado interno y en los sectores de servicios e industria.

En Oriente Medio la demanda mundial de petróleo de 2006 contribuyó a aumentar el número de grandes patrimonios, pero las tasas de capitalización bursátil llevaron a una desaceleración de la acumulación total de la riqueza en esta región.

CRECE EL ATRACTIVO DE BIENES INMUEBLES

Por otro lado, Ortega destacó que los grandes patrimonios mundiales aumentaron sus inversiones inmobiliarias, en detrimento de las inversiones alternativas en muchos casos.

De esta forma, el volumen mundial de transacciones inmobiliarias directas ascendió en 2006 a 682.000 millones de dólares (507.575 millones de euros), lo que implica un crecimiento del 38% respecto al año anterior.

Aunque, en este sentido, indicó que se espera que la inversión inmobiliaria descienda en un futuro, mientras que las inversiones alternativas se han consolidado durante los últimos años, como uno de los principales destinos de las inversiones de los más ricos.

Asimismo, Ortega indicó que la riqueza financiera de las personas con patrimonios elevados alcanzará los 51,6 billones de dólares (38,4 billones de euros) en 2011, con una tasa media de crecimiento anual del 6,8%.

Por su parte, el responsable de servicios financieros de Capgemini en España, Andrés Guibert, indicó que las nuevas tendencias de los modelos de gestión de los grandes patrimonios obligan a la adopción de nuevos modelos de servicios dinámicos basados en las necesidades de los clientes.

En este sentido, aseguró que las firmas lideres en gestión de patrimonios adoptarán un nuevo enfoque de servicio basado en la segmentación de los clientes según las necesidades.