Actualizado 12/06/2007 16:24 CET

Economía/Finanzas.- Unespa dice que el capital riesgo puede ser una inversión "muy atractiva" para el sector asegurador

González de Frutos abre la puerta al capital riesgo en la gestión de las aseguradoras, aunque habla de un sector "complejo y muy regulado"

MADRID, 12 Jun. (EUROPA PRESS) -

La presidenta de la patronal aseguradora Unespa, Pilar González de Frutos, ha resaltado que la inversión en capital riesgo puede ser una opción "muy atractiva" para las aseguradoras, después de los cambios efectuados por el Gobierno en la legislación que regula el sector y que abre las puertas a que las entidades inviertan en esta actividad.

González de Frutos aseguró que todo instrumento que "aporte dinamismo, flexibilidad y competitividad será bien recibido" por el sector, aunque resaltó que la repercusión y el acercamiento al capital riesgo dependerá de cómo consiga "conectar" con las necesidades de las aseguradoras y del tratamiento que se de a las inversiones a partir del nuevo modelo de garantías financieras de Solvencia II.

En este sentido, González de Frutos recordó que las aseguradoras tiene un "estrecho margen de actuación en materia de riesgos", aunque confió en que Solvencia II "muy posiblemente eliminará los límites cuantitativos y permitirá acercar la regulación a la realidad económica de cada entidad, abriendo oportunidades para el capital riesgo".

La presidenta de Unespa, en cambio, se mostró más cauta respecto a la entrada del capital riesgo en la gestión de las aseguradoras y aunque no quiso pronunciarse sobre su oportunidad o no, destacó que el modelo de negocio asegurador es "muy complejo y está muy regulado".

En todo caso, González de Frutos aclaró en su entrevista para el 7º Barómetro del capital riesgo en España de Deloitte, que "si el capital riesgo esta dispuesto a asumir estos retos, ¿porqué no?". "Es posible que tras Solvencia II, y después de introducirse valoraciones económicas de los negocios, el seguro resulte más atractivo para el capital riesgo que ahora", indicó.

Además, confió en que el mercado asegurador podrá tener un importante papel en el capital riesgo, "incluso superior" al de las entidades estadounidenses, donde sus aportaciones se sitúan entre el 10% y el 15% en la mayoría de los años. "La estrategia de inversión del seguro español no se parece ni a la estadounidense, y ni siquiera a la francesa, lo cual quiere decir que podría llegar un momento en el que fuese, no solo comparable a la de Estados Unidos, sino incluso superior".

LAS COMPRAS EN EL SECTOR SON ALGO "NATURAL".

González de Frutos aseguró también que las compras y otros procesos de consolidación que se están produciendo dentro del sector asegurador son parte de un proceso "natural" y especificó que se debe "más a las decisiones de las empresas que a otros factores".

Uno de los últimos y más destacados movimientos corporativos del sector fue la compra de Winterthur por parte de Axa con un importe de 12.300 millones de francos suizos (7.900 millones de euros). Desde este momento, Axa ha reestructurado parte de los negocios de Winterthur, por ejemplo los de Estados Unidos, que vendió a su empresa rival QBE por 1.800 millones de dólares (1.375 millones de euros).

El nivel de concentración del negocio asegurador en España es ya elevado, como lo demuestra que los diez primeros grupos aseguradores concentraron el 52% de la cuota de mercado en seguro directo durante el ejercicio 2006, con un volumen de primas de 27.427,76 millones de euros. Asimismo, el grado de concentración del sector hace que entre las principales veinte aseguradoras, aglutinen el 72% del negocio total, cifras ligeramente superiores a las registradas en 2005.

La principal aseguradora por volumen de primas en 2006 fue Mapfre, con el 13,45% de cuota de mercado, por delante de Axa-Winterthur (6,66%), que se situó en el segundo puesto tras su fusión. Allianz sumó el 5% del total, seguido de Generali (4,95%), Santander Seguros (4,85%), Zurich (3,67%), Aviva (3,62%), Caser (3,59%), Caifor (3,26%) e Ibercaja (3,02%).