Actualizado 19/01/2009 23:10 CET

Economía/Fiscal.- El Eurogrupo avisa de que los planes de estímulo fiscal fracasarán si no se reanuda el crédito

Los países de la eurozona se comprometen a diseñar una "estrategia de salida" del déficit y la deuda

BRUSELAS, 19 Ene. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro luxemburgués y presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, lanzó hoy un nuevo llamamiento al sector bancario para que aumente el crédito, especialmente a las pequeñas y medianas empresas, y avisó de que los planes de estímulo fiscal diseñados por la mayoría de países de la eurozona para combatir la recesión podrían fracasar si los préstamos no se reanudan con normalidad.

Los ministros de Economía de la eurozona discutieron las previsiones económicas publicadas este lunes por la Comisión, que vaticinan que la eurozona se contraerá este año un 1,9% y se recuperará un 0,4% en 2010. Para España, Bruselas prevé un retroceso del 2% en 2009 y del 0,2% en 2009.

El Eurogrupo se mostró "de acuerdo en lo esencial" con las previsiones económicas del Ejecutivo comunitario, que "no son buenas", según destacó Juncker. Algunos países "matizaron, pero sólo marginalmente, los pronósticos, especialmente por lo que se refiere a la amplitud de la recuperación en 2010, de cuya realidad nadie duda", agregó.

Los ministros de Economía examinaron también la situación en los mercados financieros y los problemas que se plantean en el sector del crédito, y constataron "algunas mejoras" en las últimas semanas pero "no suficientes".

El presidente del Eurogrupo alertó de que la restricción del crédito puede poner en riesgo el éxito de los planes de estímulo fiscal lanzados por los países de la UE, que según dijo superan ya el 1,5% del PIB comunitario al que se habían comprometido los líderes europeos. "El crédito debe circular. Si no circula, los paquetes coyunturales no podrán tener el efecto previsto", dijo Juncker.

A su juicio, todos los paquetes de estímulo adoptados por los Gobiernos de la eurozona, incluido el segundo anunciado recientemente por Alemania, se ajustan a las directrices pactadas por los jefes de Estado y de Gobierno en la cumbre de diciembre. El presidente del Eurogrupo dejó claro además que "ningún ministro pide aumentar el nivel de las intervenciones".

CONSOLIDACIÓN PRESUPUESTARIA

Los ministros de Economía de la eurozona analizaron además la interpretación del Pacto de Estabilidad y Crecimiento (PEC) en las actuales circunstancias de recesión, teniendo en cuenta que el aumento del gasto público para combatir la crisis provocará que el déficit de la eurozona se duplique en 2009 hasta alcanzar el 4% (6,2% en el caso de España), muy por encima del límite del 3%.

Juncker aseguró que todos los países están de acuerdo en la "necesidad de respetar" el PEC, aprovechando la "flexibilidad" de la que se le dotó en la reforma de 2005 para adaptarlo a la actual situación. Indicó que los que piden el abandono del Pacto o ponerlo "entre paréntesis" durante varios años "se equivocan gravemente" porque la eurozona es "la única zona monetaria del mundo que no dispone de un Gobierno central" y por ello necesita un conjunto de reglas respetadas por todos.

En este sentido, los Gobiernos de la eurozona coinciden en que deben dotarse de "una estrategia de salida de los déficits y de los incrementos del nivel de deuda pública que son necesarios en estos momentos". "No abandonamos el objetivo de consolidación de nuestras finanzas públicas", dijo Juncker.