(Ampliación) La patronal de la banca prevé una caída del PIB del 0,4% en el segundo trimestre

Miguel Martín
EUROPA PRESS
Actualizado 03/07/2012 17:05:09 CET

Dice que el objetivo a corto plazo es recuperar la confianza de los mercados sobre el sistema financiero y la capacidad de crecimiento

MADRID, 3 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Española de Banca (AEB) prevé una caída del Producto Interior Bruto (PIB) español del 0,4% en el segundo trimestre del año en comparación con el primero (-0,3%), descenso que superará el 1% en tasa interanual, según estima en su Informe Económico-Financiero de junio de 2012

De acuerdo con el estudio, los indicadores disponibles para el segundo trimestre del ejercicio apuntan hacia una continuidad en la desaceleración de la actividad, del gasto y del empleo.

La patronal bancaria considera que la economía española "ha recaído en recesión en el breve espacio de tres años y debe afrontar unos retos de ajuste y de saneamiento sin precedentes". Para la AEB, "el desorbitado nivel de desempleo, el elevado déficit público, el alto grado de endeudamiento de los hogares y empresas y las dificultades de acceso a la financiación son los frentes que mayor atención exigen".

"Las perspectivas para el presente año están condicionadas por el deterioro del contexto económico internacional, especialmente de la zona euro, donde se proyecta una recaída en recesión, la persistencia de tensiones en los mercados financieros y el efecto contractivo del programa de saneamiento de las cuentas públicas", reza el estudio de la AEB.

"A corto plazo, el objetivo debe centrarse en recuperar la confianza de los mercados sobre nuestro sistema financiero y la capacidad de crecimiento", resalta la AEB, para la que esta recuperación requiere, "en primera instancia", la puesta en marcha de un programa "creíble de consolidación presupuestaria para el conjunto de las administraciones públicas y la culminación de la reestructuración bancaria".

Sin embargo, la patronal bancaria avisa de que los inversores "solo devolverán la confianza si entienden que se sientan las bases de un crecimiento suficiente para hacer frente al servicio de la deuda". La AEB entiende que, por sí solas, "las medidas de austeridad no conseguirán recuperar la credibilidad de los mercados y no resuelven los problemas y pueden agravarlos".

PIDE PROFUNDIZAR EN LAS REFORMAS

La Asociación Española de Banca considera "imprescindible" complementar las medidas de ajuste presupuestario con la "profundización" de las reformas estructurales "destinadas a reforzar la competitividad y el potencial de crecimiento".

En su informe, la patronal advierte de que, "dada la dimensión europea del problema, es necesaria la adopción de políticas orientadas a impulsar el gasto".

Para la banca, las iniciativas adoptadas por el Gobierno "van en la dirección correcta, ya que combinan el inevitable ajuste de los desequilibrios y el saneamiento financiero con las reformas destinadas a reforzar el potencial de crecimiento".

En este sentido, la AEB destaca los reales decretos destinados a garantizar la consolidación presupuestaria en los distintos niveles de la Administración Pública, los de saneamiento del sector financiero y el de medidas urgentes para la reforma del mercado laboral.

Asimismo, también celebra otras "iniciativas de carácter más microeconómico, pero esenciales, como la apertura de determinadas líneas de crédito para la refinanciación de la deuda de los ayuntamientos y el pago de las facturas pendientes a proveedores".

LA ASISTENCIA EUROPEA, SUJETA A "EXIGENTES" COMPROMISOS

El Informe Económico-Financiero de junio también se refiere a la cumbre europea de jefes de Estado que se celebró la pasada semana en Bruselas y considera que "despeja algunas dudas y debería tener un impacto positivo sobre la capacidad y las condiciones de financiación de la economía española".

No obstante, la AEB subraya que las nuevas modalidades de financiación para la Eurozona (recapitalización directa de los bancos en dificultades y la participación del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) en el mercado de deuda sin condición de acreedor preferente "estarán condicionadas al estricto cumplimiento y supervisión de unos exigentes compromisos tanto en el campo presupuestario como en el de la reestructuración del sistema financiero y de las reformas estructurales".

Además, la patronal bancaria propone que el programa de inversión europeo de 120.000 millones de euros recientemente aprobado podría aprovecharse para culminar algunos proyectos de comunicación pendientes y abrir algunas vías de actividad.