Actualizado 16/06/2021 20:56 CET

La Fed mantiene tipos e insiste en que el alza de la inflación se debe a "factores transitorios"

Edificio de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed).
Edificio de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed). - RESERVA FEDERAL DE ESTADOS UNIDOS

WASHINGTON, 16 (EUROPA PRESS)

El Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC) de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) ha decidido por unanimidad mantener los tipos de interés en un rango objetivo de entre el 0 por ciento y el 0,25 por ciento, lo que supone el menor nivel posible, ya que la autoridad no contempla tipos negativos.

Como han venido haciendo desde que empezó la pandemia de la COVID-19, los banqueros centrales del país norteamericano se han comprometido a usar "el abanico completo de herramientas" para apoyar a la economía de Estados Unidos durante esta crisis con la intención de incentivar su objetivo dual de pleno empleo y estabilidad de precios.

Al igual que en su anterior reunión, en el mes de abril, la Fed ha subrayado que el incremento de la inflación registrado en los últimos meses se debe sobre todo a "factores transitorios".

Además, el organismo ha explicado que los indicadores de actividad económica y empleo en las últimas semanas se han "fortalecido" como consecuencia del progreso en la vacunación y en el apoyo del Gobierno. Aunque ha reconocido que los sectores más afectados por la pandemia siguen en un estado de debilidad, la Fed ha afirmado que se ha percibido una "mejoría".

El banco central de Estados Unidos ha insistido de nuevo en su compromiso de no subir los tipos de interés hasta que las condiciones del mercado laboral hayan alcanzado niveles "consistentes" con lo que la Fed considera "pleno empleo" y hasta que la inflación no solo alcance el 2 por ciento, sino que esté "en camino" de superar esa cifra "moderadamente" durante cierto tiempo.

Por otro lado, el instituto emisor ha mantenido su intención de comprar 120.000 millones de dólares al mes en activos hasta que aprecie que se han realizado "progresos sustanciales" hacia sus objetivos de pleno empleo y estabilidad de precios.

Las compras se compondrán, como venía siendo habitual, de 80.000 millones mensuales en bonos del Gobierno y 40.000 millones en titulizaciones hipotecarias. "Estas compras de activos ayudan a fomentar el funcionamiento ágil del mercado y unas condiciones financieras acomodaticias, apoyando por tanto el flujo de crédito hacia hogares y empresas", ha indicado la Fed.

PREVISIONES ECONÓMICAS

Por otro lado, la Fed también ha publicado la actualización de sus previsiones macroeconómicas, así como las estimaciones de sus miembros sobre la evolución de los tipos de interés.

El 'dot-plot', o diagrama de puntos, se ha modificado ligeramente con respecto a la última reunión. Mientras la totalidad de miembros de la Fed no espera ningún cambio en los tipos de interés en 2021, ha aumentado el número de banqueros centrales que espera que el precio del dinero empiece a subir en 2022.

La proyección central del instituto emisor apunta a que los tipos de interés se situarán en 2020 en el 0,1 por ciento, la misma cifra que la estimada en septiembre. Para 2021 y 2022, la previsión se ha mantenido sin cambios en un rango de entre 0,1 y el 0,4 por ciento.

En cuanto a la evolución macroeconómica, la Fed ha mejorado ligeramente sus perspectivas. Así, ha elevado hasta el 7 por ciento el crecimiento del PIB del país en 2021, frente al 6,5 por ciento estimado en marzo. De su lado, el crecimiento previsto para 2022 se ha mantenido sin cambios en el 3,3 por ciento y el de 2023 se ha mejorado en dos décimas, hasta el 2,4 por ciento.

Con respecto al desempleo, la Fed estima que el país cerrará el año con una tasa de paro del 4,5 por ciento, la misma cifra que la estimada hace tres meses. En 2022, el desempleo se situará en el 3,8 por ciento, una décima menos que la previsión anterior.

PARO E INFLACIÓN

El mercado de trabajo estadounidense creó 559.000 de empleos no agrícolas durante el pasado mes de mayo. De su lado, el paro se redujo hasta el 5,8 por ciento, manteniendo así la recuperación laboral que comenzó hace un año, después de que la pandemia destruyera casi 21 millones de puestos de trabajo.

La economía del país experimentó una contracción del 0,4 por ciento en el primer trimestre de 2021, según la segunda estimación del dato publicada por la Oficina de Análisis Económico del Gobierno.

De su lado, el índice de precios de gasto de consumo personal, la variable preferida por la Fed para monitorizar la inflación, se situó el pasado mes de abril en el 3,6 por ciento con respecto al mismo mes del año pasado. La tasa mensual en el cuarto mes del año fue del 0,6 por ciento, la misma cifra que el mes precedente.

La variable subyacente, que excluye de su cálculo los precios de la energía y de los alimentos por su mayor volatilidad, se situó también en el 0,7 por ciento, tres décimas menos que en marzo, mientras que en tasa anual se incrementó un 3,1 por ciento, 1,3 puntos más que el mes precedente.

Para leer más