La Fiscalía sube a 8 años y medio la pena para Rato en el caso Bankia y añade delito de falsedad contable

Actualizado 22/07/2019 14:07:02 CET
Rodrigo Rato en la salida a Bolsa de Bankia
Rodrigo Rato en la salida a Bolsa de Bankia - REUTERS - Archivo

MADRID, 22 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía Anticorrupción ha ampliado su acusación en el juicio por la salida a Bolsa de Bankia que se celebra en la Audiencia Nacional de San Fernando de Henares (Madrid) al considerar que, además del delito de estafa, hubo delito de falsedad contable, por lo que la pena para el expresidente Rodrigo Rato ha ascendido a ocho años y medio.

Así lo ha anunciado la fiscal Carmen Launa al inicio de la sesión de este lunes, en la que ha dado comienzo a la fase de conclusiones finales.

Launa ya advirtió durante el periodo de cuestiones previas de la posibilidad de endurecer su acusación definitiva e incluir el delito de falsedad contable en el tramo final del procedimiento, y así lo ha hecho finalmente.

Al inicio de la sesión de este lunes, ha señalado que, tras ocho meses de procedimiento y en vista de las nuevas pruebas documentales aportadas, el Ministerio Público entiende que la práctica totalidad de los hechos en su escrito de conclusiones iniciales ha quedado acreditada y se ve "obligado" a introducir nuevos matices.

En su nuevo escrito presentado, al que ha tenido acceso Europa Press, la Fiscalía acusa a 14 personas por dos delitos: uno de estafa a inversores por falsedad en las cuentas anuales consolidadas de BFA de 2010 (las de la fusión de las siete cajas) y en las de 31 de marzo individuales y consolidadas de Bankia y BFA (las de la salida a Bolsa), y otro de falsedad contable en las cuentas anuales de Bankia y BFA de 2011 (las que fueron reformuladas).

En un principio, solo acusaba por el primer delito de estafa al expresidente de Bankia Rodrigo Rato, al exvicepresidente José Luis Olivas, al exconsejero de Bankia José Manuel Fernandez Norniella, y al exconsejero delegado Francisco Verdú Pons.

En sus conclusiones finales, excluye de este delito a Verdú Pons y mantiene a los otros tres. En el caso de Rato y Norniella, añade además el segundo delito de falsedad contable en las cuentas anuales de 2011, las que dieron lugar a la reformulación.

De esta manera, solicita para Rato ocho años y medio de prisión, frente a los cinco años que pedía por estafa a inversores: pide cinco años y medio por estafa y tres años por falsedad contable en las cuentas anuales de Bankia y BFA de 2011.

Asimismo, endurece la pena para Olivas por estafa de cuatro a cinco años de prisión para Olivas, así como la de Norniella de tres a cuatro años. Para Norniella pide también una pena de dos años por falsedad contable, lo que suma un total de seis años.

Por ser "cooperadores necesarios" del delito de estafa a inversores ha decidido pedir también dos años de cárcel para el socio auditor de Deloitte, Francisco Celma, y dos años y medio para el exdirector general financiero y de riesgos de Caja Madrid y de Bankia Ildefonso Sánchez Barcoj.

A estas cinco personas les atribuye un delito de estafa a inversores, a los tres primeros como autores y a los dos últimos como cooperadores necesarios, por falsedad en las cuentas anuales consolidadas de BFA de 2010 y en las de 31 de marzo individuales y consolidadas de Bankia y BFA.

En cuanto a Verdú Pons, la Fiscalía ha pedido su absolución por el delito de estafa a inversores del que le acusó inicialmente, pero sí ha pedido para él por el segundo delito de falsedad contable en relación a las cuentas de Bankia la pena de un año y seis meses de prisión.

Además de los mencionados, la Fiscalía pide condenar por falsedad contable en las cuentas individuales y consolidadas de BFA y Bankia en el ejercicio 2011 al exinterventor de Bankia Sergio Durá y al exdirector de auditoría interna de Bankia Miguel Ángel Soria Navarro, para los que pide dos años de prisión a cada uno.

ACUSA AL COMITÉ DE AUDITORÍA

Asimismo, ha acusado por falsedad contable en las cuentas de 2011 a los exconsejeros y responsables de los comités de auditoría de Bankia y BFA: Alberto Ibáñez (pide para él un año y medio de prisión), Araceli Mora (un año sustituible por multa), Miguel Ángel Acebes (un año y medio), Pedro Bedía (un año de prisión sustituible por multa), Remigio Pellicer (un año sustituible por multa) y José Rafael García Fuster (un año sustituible por multa).

En su escrito, el Ministerio Público resalta que estas personas tenían la función de supervisar el procedimiento de elaboración y presentación de la información financiera, así como de colaborar con el auditor externo en el desarrollo de su trabajo e informar de sus actuaciones al consejo de administración para la formulación de cuentas.

Sin embargo, considera que hicieron "una consciente y voluntaria dejación de sus funciones, impidiendo la función auditora y el afloramiento de los deterioros que pretendían mantener al margen de su registro contable".

INDEMNIZACIÓN A LOS MINORISTAS

La Fiscalía también considera que Rato, Olivas, Norniella, Barcoj y Celma deben indemnizar conjunta y solidariamente por partes iguales a los inversores minoristas personados en el procedimiento en el importe total de su inversión más los intereses legales incrementados en dos puntos, devengados desde la fecha de su adquisición, con exclusión de aquellos que ya fueron indemnizados por Bankia.

En este sentido, apunta a BFA, Bankia y Deloitte como los responsables civiles, pero ha pedido su absolución como responsables penales.

De su lado, el FROB ha mantenido su escrito de conclusiones previas, en el que ha introducido una "ligera modificación" para retirar la acusación de Verdú Pons, que no desempeñó ningún puesto en alguna de las cajas y se incorporó a Bankia lo suficientemente tarde (mayo de 2011) como para no estar involucrado en la decisión de salida a Bolsa de la entidad, en su opinión.

Las sesiones han quedado suspendidas hasta el próximo lunes 29, debido a que todas las partes deben modificar y remitir sus escritos de conclusiones finales

Para leer más