Publicado 20/10/2021 20:26CET

El ICO y Red Eléctrica descartan una burbuja en las finanzas sostenibles: "Hay un interés creciente"

Archivo - Jornada de sostenibilidad 2021 de Red Eléctrica. De izq a dcha: Birthe Bruhn-León, del European Investment Bank, Roberto Fernández, miembro del TEG de  la Comisión Europea, Roberto García, CEO del REE y José Carlos García de Quevedo, presidente
Archivo - Jornada de sostenibilidad 2021 de Red Eléctrica. De izq a dcha: Birthe Bruhn-León, del European Investment Bank, Roberto Fernández, miembro del TEG de la Comisión Europea, Roberto García, CEO del REE y José Carlos García de Quevedo, presidente - EUROPA PRESS - Archivo

MADRID, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Instituto de Crédito Oficial (ICO), José Carlos García de Quevedo, y el consejero delegado del Grupo Red Eléctrica, Roberto García, han coincidido en rechazar que exista una burbuja de capital 'verde' y en defender que hay una necesidad y interés creciente en la sostenibilidad.

En una mesa redonda celebrada en el marco de la jornada de sostenibilidad 2021 organizada por Red Eléctrica, en la que se ha puesto de manifiesto que las inversiones bajo criterios de sostenibilidad tienen un coste menor, ambos ponentes han sido cuestionados sobre la posible existencia de "una burbuja de capital verde".

García de Quevedo ha descartado dicha posibilidad y ha insistido en que existe demanda suficiente y que las emisiones de bonos verdes del ICO se han realizado siempre "con bastante éxito", consiguiendo que el capital para financiar proyectos sostenibles sea más barato.

"Emitimos 5.000 y movilizamos 15.000, es decir, que hay proyectos y capacidad de absorción. Son proyectos de inversión que duran varios años y a aquellas empresas que nos piden financiación para proyectos 'verdes' les abaratamos el coste", ha destacado.

El consejero delegado del Grupo Red Eléctrica, Roberto García, ha coincidido en la visión del presidente del ICO y ha afirmado que, cuando la compañía ha tenido que acudir a financiaciones 'verdes', "el mercado ha estado ahí con muchísimo interés".

En este sentido, García ha asegurado que existe una demanda creciente en este tipo de inversiones, que se va a ver impulsada por la taxonomía común europea, que dará más claridad y comparabilidad a los inversores interesados en las financiaciones sostenibles.

"Creo que los fondos están y eso genera valor para todos. Creo que no hay una burbuja, hay una necesidad y cada vez mayor interés en sostenibilidad", ha resaltado el directivo de Red Eléctrica, quien ha defendido también que la sostenibilidad crea valor tangible para las compañías y proporciona estabilidad en su accionariado.

En esta línea, ha celebrado que la ratio de inversores socialmente responsables en el accionariado de Red Eléctrica se ha incrementado en un 50% en tres años, hasta superar ya el 45%. "Eso es valor para la compañía, es tangible, y esos criterios impactan en un menor coste de financiación", ha valorado.

En el panel también ha participado el miembro español del Grupo de Expertos Técnicos en Finanzas Sostenibles (TEG) de la Comisión Europea, Roberto Fernández, quien es también director de Responsabilidad Social Corporativa (RSC) de Iberdrola y también ha coincidido en que la financiación sostenible presenta "mucha más demanda que papel disponible".

Fernández también ha señalado que la taxonomía común dará más claridad en las definiciones de lo que son inversiones sostenibles, lo que abrirá todavía más el abanico de proyectos o las empresas que puedan emitir financiación 'verde'.

En la misma mesa de debate, la directora de operaciones en Iberia del Banco Europeo de Inversiones (BEI), Birthe Bruhn-León, ha destacado la vocación del BEI de contribuir al crecimiento sostenible e inclusivo al financiar inversiones que tienen un impacto sobre la economía y la sociedad.

"Vemos que hay una dinámica tremenda en muchos actores hacia la descarbonización y la sostenibilidad. Nuestro papel, en este contexto, es adaptarnos constantemente a las necesidades cambiantes de la economía para intentar dar la mejor respuesta posible y, al mismo tiempo, responder a las demandas que marca la sociedad hacia la integración de la sostenibilidad en toda la estrategia y actividad diaria", ha explicado Bruhn-León.

LA INCERTIDUMBRE REGULATORIA ALEJA A LOS INVERSORES

En opinión del presidente del ICO, el futuro del tejido empresarial español pasa por evolucionar hacia un modelo más sostenible que le permita ser más competitivo. Según ha recalcado, se trata de un ejercicio de responsabilidad compartida entre el sector público y el privado "a todos los niveles". "Tenemos que trabajar juntos, facilitando una transición y que no quede nadie atrás", ha reclamado.

De su lado, el miembro español del TEG de la Comisión Europea ha incidido sobre los riesgos a los que se enfrenta la recuperación sostenible.

Según ha puesto de manifiesto, para movilizar cantidades ingentes de dinero es imprescindible contar con una estabilidad en el modelo de negocio. "Eso significa estabilidad regulatoria y fiscal, de forma que puedas hacer una planificación económica financiera razonable y tengas unos retornos razonables, creo que ese es el mayor riesgo", ha reflexionado.

En esta línea, ha advertido de que, si el modelo de negocio sufre inestabilidades "básicas", no será financiable, aunque el bono sea 'verde'. "Ante la inestabilidad regulatoria, los inversores inmediatamente te comunican que puedan dejar de ser una empresa invertible. Esto pasa", ha avisado el que ha sido director de relaciones con inversores de Iberdrola durante una década.