Moody's revisa al alza la calificación crediticia de Bankinter hasta 'Baa1'

Actualizado 19/07/2019 9:21:28 CET

MADRID, 19 Jul. (EUROPA PRESS) -

Moody's ha revisado al alza la calificación crediticia a largo plazo de Bankinter y ha elevado un escalón su nota, que pasa desde 'Baa2' a 'Baa1', con perspectiva estable, según ha informado el banco este viernes a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La agencia de calificación ha mejorado todos los rating de Bankinter, tanto la nota crediticia de emisor de deuda senior como su rating de depósitos y de riesgo de contraparte.

En concreto, la firma estadounidense ha elevado el rating de depósitos de Bankinter a largo plazo a 'A3' desde 'Baa1', con perspectiva estable. La deuda subordinada sube a 'Baa3' desde 'Ba1'; la deuda preferente sube a 'Ba2' desde 'Ba3'; el riesgo de Contrapartida a 'A2' desde 'A3' para el largo plazo y a 'Prime-1' desde 'Prime-2' para el corto plazo; y el BCA sube a 'baa2' desde 'baa3'.

Moody's fundamenta la subida del rating, principalmente, en la calidad de activos del banco y sus expectativas de mejora de cara a los próximos 12 a 18 meses. En ese sentido la agencia valora positivamente la ratio de morosidad, que se situó a marzo de este año en el 3,1% frente al 5,4% que tenía de media el sector, así como la esperable tendencia de mejora.

La agencia pone también en valor la rentabilidad de Bankinter, la más elevada entre los bancos cotizados de España, señalando que el ROA de la entidad (rentabilidad sobre los activos, por sus siglas en inglés) se sitúa en el 0,7% frente al 0,5%, de media, de los bancos españoles y el 0,44% de las entidades del continente, pese a la dificultad de un entorno de tipos como el actual.

En este sentido, se resalta la baja dependencia que tiene la entidad respecto a los ingresos por operaciones financieras, que en 2018 representaron menos del 5% de los ingresos totales, de lo que se deduce su capacidad para generar beneficios recurrentes.

Por último, la agencia destaca la sólida posición del banco en términos de solvencia, que se ha visto afectada de forma muy limitada con la reciente adquisición de EVO banco, cuya integración de produjo a finales de mayo.

La agencia recuerda que los requerimientos mínimos de capital establecidos para Bankinter por el BCE (un 8,20% de CET1) son los menores entre la banca cotizada en España, lo que sitúa a Bankinter con una holgada situación dado que al cierre de 2018 la entidad mostraba una ratio de capital CET1 del 11,75%.

La mejora del rating de Bankinter por Moody*s, que se produce apenas tres días después de que la agencia bajara de 'positiva' a 'estable' la perspectiva del rating de la banca española, pone de manifiesto "la buena situación del banco en términos de solvencia y calidad de activos, así como su capacidad para seguir generando beneficios a través de su negocio típico", según señala la entidad.

Para leer más