Publicado 10/03/2022 10:11

Santander y UniversalPay se ven mañana en los juzgados por una demanda de 1.050 millones de euros

Archivo - La presidenta del Grupo Santander, Ana Botín, comparece en una rueda de prensa para presentar los resultados de la entidad en 2021, a 2 de febrero de 2022, en Boadilla del Monte, Madrid (España).
Archivo - La presidenta del Grupo Santander, Ana Botín, comparece en una rueda de prensa para presentar los resultados de la entidad en 2021, a 2 de febrero de 2022, en Boadilla del Monte, Madrid (España). - Ricardo Rubio - Europa Press - Archivo

MADRID, 10 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Juzgado de Primera Instancia número 81 de Madrid celebra este viernes la audiencia previa al juicio por los 1.050 millones que UniversalPay reclama a Banco Santander por la ruptura del acuerdo de marketing que había firmado con Banco Popular para el negocio de adquirencia antes de ser absorbido por Santander, según confirmaron a Europa Press en fuentes jurídicas.

Aunque la cita estaba prevista para el 16 de diciembre de 2021, fue suspendida y será finalmente este viernes, 11 de marzo, cuando UniversalPay y Santander se vean las caras en el Juzgado.

Banco Popular constituyó en 2013 la sociedad UniversalPay junto a Evo Payments para gestionar el negocio de servicios de pago a través de terminales de punto de venta en comercios. El acuerdo entre Popular y Evo Payments incluía una alianza de marketing de diez años en virtud de la cual Popular derivaba a sus clientes comerciales de forma exclusiva a la empresa conjunta UniversalPay.

A finales de 2015, Banco Popular vendió a Evo Payments la participación que tenía en UniversalPay, que se convirtió en filial 100% de Evo Payments, manteniendo su alianza comercial.

En junio de 2017, Banco Popular fue resuelto y vendido por un euro a Banco Santander, una entidad que cuenta con su propio negocio de adquirencia a través de Getnet. UniversalPay considera que el grupo presidido por Ana Botín ha incumplido la cláusula 6 del 'marketing alliance agreement' (MAA) que mantenía con Banco Popular y que establecía determinadas obligaciones de exclusividad, no competencia y de referencia de clientes.

Por ello, la filial de Evo Payments ha presentado una demanda en la que le reclama 1.050 millones de euros a Banco Santander. La audiencia previa se celebrará este viernes, 11 de marzo. Está previsto que durante este trámite las partes expongan los hechos y el juez comunique la fecha en la que se celebrará el juicio.

Según reconoce Banco Santander en su memoria consolidada de 2021, "la reclamación se encuentra en una fase muy inicial y existen cuestiones de hecho pendientes de resolver que pueden tener consecuencias legales y afectar a la eventual responsabilidad".

"Esta incertidumbre hace que no sea posible predecir con fiabilidad la resolución de la cuestión, el calendario o la importancia del potencial impacto económico", indica la memoria consultada por Europa Press.

GETNET, PILAR ESTRATÉGICO PARA SANTANDER

Banco Santander cuenta con Getnet, su solución de pago para comercios. Actualmente, Getnet está presente en Brasil, México, Chile, Argentina, Uruguay y Europa y da soporte a más de 875.000 pymes y autónomos. La base de comercios activos de Getnet creció un 6%, hasta 1,2 millones, y el volumen total de pagos un 50%, hasta 116.000 millones de euros, en el año 2021.

Getnet Europa comenzó a operar en la segunda mitad de 2021 como adquirente paneuropeo, tras la integración de la tecnología de la antigua Wirecard. En España, cuenta con una cuota del 14%.

Getnet pertenece a PagoNxt, la plataforma tecnológica con la que Santander pretende unificar todos los pagos de sus clientes en todo el mundo y que constituye uno de los pilares de crecimiento del grupo.

La estrategia de Banco Santander para PagoNxt contempla, entre otros ejes, la consolidación de la franquicia de Getnet, aprovechando los acuerdos con One Santander en Europa. Además, Getnet seguirá avanzando con la migración de los volúmenes de pago de las operaciones locales y continuará ampliando sus canales, centrándose en Brasil, México y la Unión Europea, según recoge Santander en su memoria anual.