Sareb busca acuerdos de vivienda social con ayuntamientos de más de 250.000 habitantes

Publicado 12/10/2015 12:29:36CET

MADRID, 12 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Sociedad de activos procedentes de la reestructuración bancaria (Sareb) tiene previsto mantener encuentros con los ayuntamientos de más de 250.000 habitantes con el fin de ofrecer viviendas sociales, tras los primeros contactos mantenidos con Madrid, Barcelona y Valladolid.

Según han informado a Europa Press fuentes del llamado 'banco malo', el objetivo de la sociedad es "ser un agente que contribuya a solucionar el problema social" de la vivienda, razón por la que ofrecen a los consistorios este tipo de activos, dado que tienen "facilidad" para darles salida.

De momento, el presidente de Sareb, Jaime Echegoyen, ya ha mantenido reuniones con la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, y con la de Barcelona, Ada Colau. Además, miembros de la sociedad han participado en encuentros con el Ayuntamiento de Valladolid.

Según consta en la Ley de Grandes Ciudades, además de Madrid, Barcelona y Valladolid, entre los ayuntamientos de más de 250.000 habitantes se encuentran Valencia, Sevilla, Zaragoza, Málaga, Murcia, Palma de Mallorca, Las Palmas de Gran Canaria, Bilbao, Alicante, Córdoba, Vigo, Gijón, y Hospitalet de Llobregat.

Más allá de las viviendas, Sareb está ofreciendo a los ayuntamientos locales comerciales con alquileres asequibles para que los emprendedores puedan poner en marcha su negocio, una iniciativa con la que también se contribuiría a reducir el nivel de desempleo.

La cesión de inmuebles a los ayuntamientos se produce después del éxito alcanzado con los convenios con las comunidades autónomas, para las que Sareb reservó una bolsa de 2.000 viviendas, de las que ya han sido adjudicadas 1.600 en regiones como País Vasco, Cataluña, Aragón o Galicia.

La sociedad tiene la intención de ampliar esta bolsa en unas mil viviendas más para intentar cerrar acuerdos con el mayor número de comunidades autónomas posible, a excepción de aquellas en las que tienen pocos inmuebles disponibles.