CC.OO. espera una decisión "rápida" del Gobierno sobre el Salario Mínimo

Publicado 10/12/2015 11:33:56CET

MADRID, 10 Dic. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de CC.OO., Ignacio Fernández Toxo, espera que el Gobierno tome "rápidamente" una decisión sobre el Salario Mínimo Interprofesional (SMI), cuya subida o congelación se decide tradicionalmente a final de año, y ha vuelto a insistir en que hace falta subirlo de los actuales 648 euros a 800 euros el año que viene.

En rueda de prensa antes de participar en unas jornadas sobre negociación colectiva y solución autónoma de conflicto, Fernández Toxo ha explicado que aún no ha tenido ningún contacto con el Ministerio de Empleo sobre este asunto.

"Es una situación extraña, porque las elecciones nunca habían caído tan cerca de final de año. Normalmente venía siendo en el último Consejo de Ministros del año cuando se aprobaba el decreto de subida o de congelación del SMI. Pero como los ministros están en campaña están poco dedicados a su tarea de gobierno. Yo espero que esto se materialice rápidamente, si no emplazaremos para que se haga", ha añadido.

Y es que para el líder sindical es necesario que los salarios "recuperen más presencia en la economía" para potenciar la salida de la crisis, algo que pasa indefectiblemente por una "mejora" en sus cuantías, comenzando por el SMI, que "cada vez será un referente más potente" por lo que debe avanzarse hacia el objetivo de la Carta Social Europea de que equivalga al 60% del salario medio.

LUCES Y SOMBRAS DE LA NEGOCIACIÓN COLECTIVA.

A renglón seguido, Fernández Toxo ha explicado que la jornada que se celebra este jueves pretende "poner en valor y revisar el estado" de la negociación colectiva, sobre todo tras la puesta en marcha de la reforma laboral de 2012, que ha generado "luces y sombras".

En la parte positiva, ha destacado que en 2013 más de 10 millones de trabajadores seguían cubiertos por un convenio colectivo, a pesar de "lo que se pretendía con la supresión de la ultraactividad" de los convenios cuando caducan sin acuerdo para su renovación.

Sin embargo, entre las sombras se cuentan la "proliferación de los descuelgues", que está afectando a las condiciones de trabajo, y la devaluación salarial causada fundamentalmente por "la composición del empleo", la precariedad y la sustitución de puestos de trabajo estables por temporales. "Es una sombra importante, y ahí la negociación colectiva tiene que tomar cartas en el asunto", ha dicho Toxo.

REVISAR EL SISTEMA DE PARO.

Igualmente, el dirigente de CC.OO. cree que hace falta reformar el sistema de resolución extrajudicial de conflictos y revisar el sistema de protección al desempleo, que desde el inicio de la crisis ha perdido 26 puntos porcentuales de cobertura y ya ha dejado fuera a más de 3 millones de parados.

Por eso, los dos principales sindicatos están promoviendo una iniciativa legislativa popular por una Renta de Ingresos Mínimos que "debería ser la primera ley que se vea en la próxima legislatura". Estos temas, junto con la pobreza laboral y la reforma "urgente" de las pensiones para "garantizar al menos su calidad actual" serán asuntos prioritarios en la próxima legislatura, según Toxo.

En todo ello será fundamental lo que suceda con la reforma laboral, que CC.OO. cree que hay que "derogar completamente" para dar paso a un proceso de "diálogo social como cauce más adecuado para reponer derechos" laborales.

DÍA INTERNACIONAL DE LOS DERECHOS HUMANOS.

Por otra parte, ante la celebración este jueves del Día Internacional de los Derechos Humanos, el secretario general de CC.OO. ha aprovechado para pedir una vez más que se modifique el artículo 315.3 del Código Penal, que permite penas de prisión para los piquetes de las huelgas.

"No se puede perseguir con el Código Penal el ejercicio de un derecho fundamental. Espero que ya en la próxima legislatura en España vuelva la normalidad en el tratamiento del derecho de huelga, que es básico y fundamental, y está consagrado en la Carta de Derechos Humanos de la ONU", ha insistido.

Además, ha mandado un mensaje de "apoyo" a Lola y Gonzalo, dos sindicalistas de CC.OO. en Málaga que desde este jueves se sientan en el banquillo de los acusados en un juicio por "participar en un piquete". "Confiamos en que finalmente se imponga la racionalidad, la razón y la proporcionalidad", ha concluido.