Economía.- Los economistas del 'manifiesto de los cien' aseguran que el contrato único bajaría el paro al 10% en 6 años

Actualizado 14/01/2010 16:08:51 CET

Los expertos creen que el modelo alemán de reducción de jornada no sería eficaz en España ante el agotamiento del modelo productivo

MADRID, 14 Ene. (EUROPA PRESS) -

Los economistas del 'manifiesto de los cien' advirtieron hoy de que el cambio de modelo económico que ultima el Gobierno en la Ley de Economía Sostenible tardaría más de una década en retornar a los niveles de paro previos a la crisis, del 8% en 2007, y abogaron por implementar un contrato único de trabajo para alcanzar esas tasas en seis años y medio.

En un nuevo documento sobre las recomendaciones para la reactivación del mercado laboral, los expertos aventuraron que la propuesta de reforma que el Ejecutivo presentará a los agentes sociales el próximo 22 de enero será "bastante descafeinada", y consideraron que la aplicación del modelo alemán de empleo, que compatibilizaría las prestaciones por desempleo y las reducciones de jornada, no sería eficaz para la economía española.

"No tendría sentido subvencionar sectores de producción que dejarán de ser competitivos y que están obsoletos", argumentó el catedrático de la Universidad Carlos III Juan José Dolado, en referencia a la caída de la construcción.

Así pues, los economistas estimaron que acometer una reforma laboral con un contrato único, con indemnizaciones progresivas desde los 12 días por año trabajado hasta un máximo de 36 días, beneficiaría a cuatro de cada cinco empleados, si bien perjudicaría sólo a un 10% y "moderadamente".

Para ellos, este tipo de contrato reduciría el desbordado desempleo en los colectivos más afectados por la coyuntura económica, como los jóvenes, las mujeres e inmigrantes.

PROPUESTA CEOE, CONTRA LA PROTECCIÓN.

En este sentido, los expertos se desmarcaron de las pretensiones de la patronal, que pide reducir el coste del despido a los 20 días, al considerar que sí reduciría la protección de los trabajadores.

Del mismo modo, cifraron en un "leve" encarecimiento del despido en 0,6 puntos porcentuales cada diez años, y que significaría "compensar" la dualidad entre los indefinidos y los temporales, con 8 y 45 días, respectivamente.

El contrato único también implicaría un despido único, ya que no distinguiría entre el despido procedente (con una indemnización actual de 20 días) y el improcedente (de un máximo de 45 días).

Por último, los economistas subrayaron que su iniciativa para relanzar la creación de empleo está acompañada de cambios tendentes a la protección por desempleo, a modernizar la negociación colectiva y el impulso de políticas activas de empleo "más eficaces".