22 de febrero de 2020
 

Economía/Laboral.- CC.OO. rinde homenaje a Marcelino Camacho ante personalidades del mundo político, sindical y cultural

Actualizado 26/11/2007 23:17:11 CET

Zapatero destaca la importancia de la unidad sindical en un acto en el que se resaltó la "coherencia" del primer dirigente de CC.OO.

MADRID, 26 Nov. (EUROPA PRESS) -

CC.OO. rindió esta noche un emotivo homenaje a Marcelino Camacho, figura clave del movimiento obrero, en un acto que contó con la presencia del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, el actual secretario general de CC.OO., José María Fidalgo, y otras personalidades políticas, sindicales y del mundo cultural y empresarial.

Marcelino Camacho, miembro del PCE, fue el primer dirigente de CC.OO. Ocupó el cargo de secretario general del sindicato desde 1976 a 1987, año en el que fue nombrado presidente de CC.OO. Allí se mantuvo hasta 1996, cuando fue expulsado junto a otros delegados sindicales.

A punto de cumplir 90 años el próximo mes de enero, Camacho, que formó parte del 'Proceso 1001', por el que fue condenado a 20 años de cárcel, tiene en su haber la Gran Cruz del Mérito Civil, la Orden del Mérito Constitucional y la Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo, entre otras distinciones.

Zapatero aprovechó su presencia en este acto para alabar la unidad de acción sindical, así como para rendir un homenaje público a CC.OO. por su contribución a la democracia y a la lucha por la libertad. "Alabo y hago votos por el buen entendimiento entre CC.OO. y UGT y los representantes de los empresarios", afirmó el jefe del Ejecutivo.

El presidente del Gobierno definió a Camacho como un "padre fundador" de la democracia y la libertad, un luchador y un hombre "honesto y coherente", que "ha vivido como ha pensado y pensado como ha vivido", al tiempo que subrayó que todo lo que ha hecho este histórico dirigente sindical ha merecido la pena por el legado que ha dejado no sólo a los trabajadores sino a toda la sociedad española. Este acto dedicado a Marcelino Camacho se celebró en el Palacio de Congresos y Exposiciones de Madrid y fue conducido por la actriz Aitana Sánchez Gijón. A él asistieron otras personalidades del mundo de la cultura, como los actores Juan Diego, Pilar Bardem, Nuria Espert y Charo López y cantantes como Miguel Ríos, Ana Belén y Víctor Manuel, Rosa León, y Raphael y su esposa Natalia Figueroa. Los dos últimos, junto a Luis María Ansón, fueron invitados por el propio Marcelino Camacho, amigo personal de los tres. Del mundo político acudieron a esta cita, entre otros, José Blanco y Diego López Garrido, por parte del PSOE, Eduardo Zaplana y Ana Pastor, del PP, Gaspar Llamazares, de IU, Francisco Frutos, del PCE, y José Antonio Labordeta, de CHA, que junto al cantante Luis Pastor y guitarra en mano, amenizó el acto con varias canciones.

Llamazares destacó la "coherencia" de Marcelino Camacho, al que calificó de "líder obrero irrepetible", mientras que Francisco Frutos alabó también su coherencia, su honestidad y su entrega. Fidalgo, por su parte, afirmó que Camacho es un "héroe" para su generación, una buena persona y un hombre "valiente", al que "le da igual no estar de acuerdo con la gente si está de acuerdo consigo mismo".

UN "CIUDADANO EJEMPLAR Y RESISTENTE".

El secretario general de UGT, Cándido Méndez, que vino acompañado de otro histórico dirigente sindical, Nicolás Redondo, ovacionado por el auditorio, subrayó que Camacho es un "ciudadano ejemplar", en tanto que el ex presidente de la CEOE, José María Cuevas, lo definió como un "resistente".

Intercalando éstas y otras intervenciones, como la del ex secretario general de CC.OO. Antonio Gutiérrez o la del líder del sector crítico del sindicato, Agustín Moreno, se proyectó un vídeo sobre la vida de Marcelino y se leyeron poemas, entre ellos uno de Rafael Alberti que interpretó Nuria Espert, arrancando una de las ovaciones más sonadas de la noche.

Pero, sin duda, la intervención más celebrada y que más aplausos reunió fue la del propio Camacho, que salió al estrado acompañado de su mujer Josefina, a la que también se le rindió una especie de homenaje.

Con el auditorio en pie, Marcelino envió un abrazo a todos los participantes de un acto del que destacó su "unidad". El "viejo sindicalista", como se denominó a sí mismo, terminó su breve discurso al grito de "Ni nos domaron, ni nos doblaron ni nos van a domesticar". Poco después, sonó la Internacional para poner el broche a un homenaje donde dominó el rojo de las Comisiones Obreras.

Lo más leído

  1. 1

    Científicos finalmente confirman una teoría mecánica de 50 años

  2. 2

    Ya es oficial: habrá reunión de Friends con todos sus protagonistas en HBO

  3. 3

    El Sombrero invierte la teoría galáctica convencional

  4. 4

    Italia eleva a 17 el número de casos confirmados de coronavirus

  5. 5

    González dice que se le cayeron "los palos del sombrajo" al intentar verse representado en la investidura de Sánchez