Actualizado 23/07/2007 16:26 CET

Economía/Laboral.- Cuevas recibe la Gran Cruz de la Orden de Isabel la Católica de manos de Pedro Solbes

MADRID, 23 Jul. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, impuso hoy al ex presidente de la CEOE y presidente de honor de la organización empresarial, José María Cuevas, la Gran Cruz de la Orden de Isabel la Católica ante representantes del mundo sindical y empresarial.

En concreto, el acto, que se celebró en el Ministerio de Economía y Hacienda, contó con la asistencia de los ex secretarios generales de CC.OO. y UGT Antonio Gutiérrez y Nicolás Redondo, el actual líder de CC.OO., José María Fidalgo, el responsable de Acción Sindical de UGT, Toni Ferrer, el presidente del CES, Marcos Peña, la presidenta de Unespa, Pilar González de Frutos, el presidente de Marsans, Gonzalo Pascual, y el nuevo presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, entre otros.

La Gran Cruz de la Orden de Isabel la Católica, que el Gobierno acordó conceder a Cuevas el pasado mes de mayo, tiene por objeto premiar aquellos comportamientos extraordinarios de carácter civil, que redunden en beneficio de la Nación o que contribuyan de modo relevante a favorecer las relaciones de amistad y cooperación de España con el resto de la comunidad internacional.

Solbes, que se mostró muy agradecido de poder imponer esta condecoración, destacó la amistad que le une a José María Cuevas, del que dijo que es una referencia en materia de concertación social dentro del mundo empresarial.

En este sentido, afirmó que la posibilidad de una entente entre empresarios y trabajadores se ha convertido en un elemento clave de la política económica española. "Nuestro modelo de concertación no conlleva tensiones y nos ha permitido avanzar", aseguró.

Solbes señaló que este modelo de concertación social, del que Cuevas ha sido firme defensor, ha permitido pactar reformas laborales y crecimientos salariales razonables y positivos, así como análisis permanententes del sistema de pensiones a través del Pacto de Toledo.

En cualquier caso, el vicepresidente económico recordó que "queda muchísimo por hacer", aunque "ya no pueda contarse con José María Cuevas, con su experiencia y su mano izquierda". "Gracias por estos años en la CEOE", le trasladó Solbes a Cuevas.

CUEVAS Y LOS PALACIOS.

Tras el discurso de Solbes, Cuevas se dirigió a los presentes para mostrar su agradecimiento por esta distinción y tener un respetuoso recuerdo para el Rey Juan Carlos, gran maestre de la Orden de Isabel la Católica.

El ex dirigente empresarial bromeó acerca de las ventajas que lleva aparejada esta condecoración, citando el tratamiento de excelencia, la nobleza, los honores militares y 'la entrada en Palacio'. "No prometo abusar demasiado", ironizó.

En cualquier caso, Cuevas señaló que con esta Gran Cruz se ha oficializado lo que lleva haciendo todos estos años: entrar en los Palacios (Zarzuela, Moncloa y Ministerios) para hacer oír la voz de las empresas.

El ex presidente de la CEOE afirmó además que esta distinción reconoce no sólo su labor sino la de un amplio colectivo empresarial que ha trabajado en interés de la economía española, "a veces con más voluntad que acierto".

Cuevas, que también ha sido premiado por el Gobierno con la Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo, abandonó la presidencia de la CEOE por motivos de salud el pasado 6 de junio tras 23 años al frente de la patronal.

Pese a su adiós a la presidencia, Cuevas, que recientemente ha cumplido 72 años, no se ha desligado de la patronal española, ya que sigue vinculado a ella a través de la Fundación CEOE, de la que es presidente. Además, es presidente de honor de la organización empresarial.