España, entre los países más optimistas con la adopción de la IA en el entorno laboral, según BCG

Dos empleados trabajando con un ordenador
Dos empleados trabajando con un ordenador - UNSPLASH
Publicado: miércoles, 7 junio 2023 14:30

   MADRID, 7 Jun. (Portaltic/EP) -

España se encuentra entre los países más optimistas con la adopción de herramientas de inteligencia artificial (IA) y de Inteligencia artificial generativa (IAG) en el entorno laboral, aunque un 44 por ciento de los empleados teme por la existencia de su puesto de trabajo.

ChatGPT, DALL-E y otras herramientas de Inteligencia Artificial generativa están causando grandes transformaciones en las empresas. Aunque los empleados son optimistas acerca de cómo la IA, y la IA generativa en particular, afectará a su trabajo, su valoración varía considerablemente según su antigüedad y su localización geográfica.

   Así se recoge en estudio 'AI at Work: What People Are Saying', de la consultora estratégica Boston Consulting Group (BCG), que ha realizado una encuesta a más de 12.800 empleados de todos los sectores en 18 países de todo el mundo -desde la alta dirección hasta empleados de primera línea- con el objetivo de entender el impacto del uso de la IA en sus organizaciones.

   El 52 por ciento de los encuestados a nivel mundial se muestra optimista con respecto al impacto de la IA en el trabajo. Esto supone un salto de 17 puntos porcentuales desde 2018, cuando se realizó esta encuesta por primera vez. De hecho, el sentimiento de preocupación experimentó el descenso más pronunciado, cayendo de un 40 por ciento a un 30 por ciento.

   Dentro de las organizaciones, los directivos más senior son más optimistas y se encuentran menos preocupados con la IA que los empleados. Mientras que el 62 por ciento de los directivos manifiestan su optimismo, sólo el 42 por ciento de los empleados comparten esa opinión.

   En este sentido, influye el hecho de que son los usuarios más habituales quienes tienen menos recelos: el 62 por ciento de las personas que utilizan herramientas de IA son optimistas, frente a solo un 36 por ciento entre los no usuarios.

   La mayoría de los directivos (80%) afirma que utiliza herramientas de IA e IA generativa con cierta regularidad, frente a sólo el 20 por ciento de los empleados. Además, los empleados representan el mayor porcentaje de no usuarios (60%) de las herramientas de IA e IA generativa en general.

   Las opiniones sobre la IA en el lugar de trabajo también varían según la localización geográfica. Los países más optimistas son Brasil (71%), India (60%), España (59%) y Oriente Próximo (58%); mientras que los menos optimistas son Estados Unidos (46%), Países Bajos (44%) y Japón (40%).

   Las geografías más preocupadas por el impacto de la IA en el trabajo son Países Bajos (42%), Francia (41%) y Japón (38%), mientras que las menos preocupadas son Oriente Próximo (25%), Brasil (19%) e India (14%).

PREPARARSE PARA EL IMPACTO DE LA IA EN EL TRABAJO

   El 36 por ciento de los encuestados cree que es probable que su puesto de trabajo sea eliminado por la IA. Para prepararse para la nueva era de la IA en el entorno laboral, el 86 por ciento cree que necesitará formación para perfeccionar sus habilidades. Sin embargo, sólo el 14 por ciento de los empleados afirma haber recibido algún tipo de formación relacionada con la Inteligencia Artificial hasta la fecha, en comparación con el 44 por ciento de los directivos.

   A pesar de las inquietudes, el 71 por ciento de los encuestados cree que los beneficios del uso de la IA y de la IA generativa superan a los riesgos. Sin embargo, al mismo tiempo piden que se evalúen esos riesgos: el 79 por ciento cree que es necesaria una normativa específica para la IA, lo que representa un gran cambio de actitud hacia la supervisión pública de estas tecnologías.

   En este contexto, son muchas las empresas que desde el sector privado se están adelantado a las legislaciones y ya están desarrollando e implantando sus propios marcos para la utilización de la IA de manera responsable, con el fin de que se ajusten a los objetivos y valores éticos de su organización.

   La valoración de los empleados sobre la eficacia de estos programas varía mucho: mientras que el 68 por ciento de los directivos confía en el uso responsable de la IA por parte de su organización, sólo el 29 por ciento de los empleados cree que sus empresas han implementado las medidas adecuadas para garantizar que la IA se utiliza de forma responsable.

   Los empleados están dispuestos a aceptar la IA en sus lugares de trabajo, pero solo si están seguros de que su empresa se compromete a hacer lo correcto. En este sentido, desde BCG recomiendan a los directivos garantizar la existencia de espacios para la experimentación responsable de la IA, invertir en formación continua y dar prioridad a la creación de un programa de IA responsable.

   El socio responsable de Tecnología y Digitalización en Iberia y Sudamérica, Llorenç Mitjavila, ha señalado que desde la irrupción de la IA generativa a finales del año pasado, se ha incrementado la necesidad de aplicar criterios de IA responsable en todos los frentes, algo que "debería ser una de las principales prioridades de los equipos directivos de nuestras empresas", y pide el 88,1 por ciento de los participantes en el estudio.

   "El otro gran ámbito de reflexión es la incertidumbre sobre cómo afectará la IA, y sobre todo la IA generativa, a los puestos de trabajo tal y como los conocemos hoy", añade Mitjavila. Al respecto, explica que, "en España, un 44% de los encuestados teme por la existencia de su puesto de trabajo, y un 80% considera que su día a día se verá modificado de forma significativa". Por ello, "se trata de un tema que debemos abordar de forma abierta y considerada", concluye.