Actualizado 04/04/2017 14:53 CET

El gasto en políticas activas aumenta un 6% para 2017, hasta los 5.499 millones

Se destinan 8 millones de euros a facilitar la formación de los agentes sociales en negociación colectiva

MADRID, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presupuesto para 2017 destinado a políticas activas de empleo alcanza los 5.499 millones de euros, un 5,5% más que en 2016, según el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para este año presentado este martes en el Congreso.

Este aumento responde, principalmente, al incremento en las partidas destinadas a financiar las bonificaciones a la contratación (233 millones de euros, hasta 1.868 millones), orientación profesional y agencias de colocación (65 millones de euros más que en 2016), y actuaciones formativas (66 millones más, hasta 2.154 millones).

El programa de recualificación profesional de las personas que agoten la prestación de desempleo (Prepara), que combina políticas activas de empleo y ayudas económicas al acompañamiento, se dota con 130 millones de euros y centra su función protectora en el colectivo de desempleados que, no teniendo derecho a otras prestaciones o subsidios, presenten cargas familiares y u ostenten la condición de parados de larga duración.

Dentro de los créditos para actuaciones de carácter formativo, que alcanzan los 2.154 millones de euros, un 3,2% más que el año pasado, un total de 754 millones de euros se destinarán a formar desempleados; 1.016 millones irán a la formación de ocupados; 266 millones a oportunidades de empleo y formación, y 118 millones de euros a formación y recualificación.

El Gobierno destaca que estos créditos permitirán la puesta en marcha del 'cheque formación', que el trabajador podrá entregar a la entidad de formación que él mismo haya seleccionado de entre aquellas que cumplan los requisitos exigidos para poder impartir cursos formativos.

Para financiar las diferentes iniciativas del sistema de formación profesional para el empleo, las comunidades autónomas con las competencias transferidas dispondrán de fondos por un importe global de 1.200 millones de euros, que se distribuirán en Conferencia Sectorial.

Como novedad este año, el Ejecutivo resalta que dentro de los créditos para formación profesional de ocupados se destinarán ocho millones de euros a facilitar la formación en negociación colectiva a los agentes sociales y otros ocho millones de euros, a través de la Fundación Estatal para la Formación en el Empleo, a financiar las estructuras paritarias.

Por otra parte, el Gobierno establece una dotación de dos millones de euros para facilitar la inserción laboral de los trabajadores de sectores afectados por la apertura de mercados y la internacionalización de la economía, y consigna otros 11 millones de euros para desarrollar políticas de fomento del empleo a través del programa 'Desarrollo del trabajo autónomo, de la economía social y de la responsabilidad social de las empresas'.

Según el Gobierno, las ayudas solicitadas al Fondo Social Europeo (FSE) que se prevé que financien este año acciones relacionadas con el gasto en políticas activas ascienden a 475 millones de euros.

Para leer más